Monthly Archive mayo 2019

PROYECTO DE CODESARROLLO EN TETUÁN

De nuevo parte del equipo de codesarrollo de Almería Acoge ha estado en Tetuán, para realizar el seguimiento del proyecto “Creciendo Juntos en la Medina de Tetuán”. Como hemos insistido en muchas ocasiones, este proyecto nos permite hacer realidad uno de nuestros principios, la solución a la migración está en los países de origen. No haciendo las cosas a nuestra manera, sino buscando puntos de encuentro para poder ayudar a salir de situaciones difíciles.

Se ha realizado la cuarta sesión formativa a jóvenes como monitores socio-educativos, y lo que es más importante VOLUNTARIOS Y VOLUNTARIAS que quieren mejorar la situación en su ciudad. La sesión ha constado de dos encuentros, en los que se han trabajado los siguientes temas: la elaboración de un diagnóstico a través del análisis de la realidad de la medina: tipo de población, problemas de infraestructuras y servicios, sectores más débiles de la población para poder priorizar intervenciones.

En el segundo encuentro se ha reflexionado sobre los objetivos del trabajo con niños, de educación en valores y como medio para alcanzar una dimensión más amplia de dinamización comunitaria en la medina, a través de la familia y los vecinos. Continuamos con la misma metodología formativa, en la que las dinámicas y los juegos son primordiales para el aprendizaje y la posterior puesta en marcha de actividades con niños.

Además de las formaciones, se ha realizado una actividad conjunta con madres y niños. Por un lado, con las madres, a través de las manualidades, se intenta provocar un acercamiento y estrechar lazos de confianza, así como tratar aspectos que les preocupen de su barrio, tanto de convivencia como con respecto a sus hijos. Y con los niños se llevan a cabo las actividades que suelen hacer en fin de semana para que las madres puedan visualizar el trabajo que se hacecon ellos. Cada vez es más alto el número de asistentes a estos encuentros, principalmente por la confianza que se va generando y por las visitas que realizamos a sus casas como recordatorio de la actividad y para afianzar relaciones con ellas.

En esta ocasión se ha visitado el barrio de Barbori, en el cual viven alumnas de la formación, que presenta muchas necesidades, como alternativas de ocio para los jóvenes así como absentismo escolar, especialmente entre las niñas y jóvenes, que abandonan los estudios entre primaria y secundaria.

Se ha realizado además una charla de sensibilización acerca de la emigración a España con menores y jóvenes de barrios desfavorecidos, para mostrarles cuál es la realidad que encuentran a su llegada y sobre todo, al alcanzar la mayoría de edad y dejar los centros de menores.

Cada vez más se consolida la relación con el consulado español, propiciando encuentros con el canciller en el que se exponen nuestras actividades y logros dentro del proyecto cada vez que el equipo de Almería Acoge se desplaza allí así como un continuo contacto vía telefónica o mail.

Se ha firmado un convenio con una nueva asociación local, asociación Senhaja para la Cultura y las Artes, fomentado por un interés de parte del consulado de contar con contrapartes locales quetengan los mismos objetivos que Almería Acoge. Se pretendenrealizar actividades conjuntas de sensibilización en centros de menores así como en centros escolares acerca del proceso migratorio.

Entre visita y visita del equipo, el trabajo continua y, en estos momentos, se están realizando las siguientes actividades:
– apoyo escolar dirigido a niños de la medina, que no tienen recursos: lunes, miércoles y viernes , de 15:30 a 18:30. Pendiente de ampliar a todos los días de la semana, de lunes a viernes. Dos personas responsables cada día en la actividad de apoyo. Están participando todos los componentes del grupo de jóvenes, se van turnando para poder compaginar con sus estudios y trabajos.
– sábados por la tarde, se llevan a cabo reuniones para coordinación y organización del grupo, así como el orden y limpieza del local, además de la planificación de las actividades que se van a realizar el fin de semana siguiente (los niños acuden el domingo a las 11h)

CONCENTRACIONES POR LAS MUERTES EN EL ESTRECHO

En apenas 9 días nos hemos concentrado dos veces para la pérdida de nuevas vidas en el Estrecho, nuevos lazos que se suman a una cuerda que cuenta con más de 130 sólo en lo que va de año, una cuerda que no para de recordarnos la muerte de personas cercanas.

Os ponemos los manifiestos que se leyeron en las dos concentraciones.

Manifiesto de la concentración del 22 de Mayo:

El jueves pasado cuatro nuevas vidas se perdían en los brazos del mar, a escasos metros de las costas de Canarias. Una de esas vidas sólo contaba un año y medio y desapareció de la espalda de su madre cuando ella intentaba alcanzar la playa. Lo demás, lo habitual, el cuerpo de mujeres, de hombres, de ese niño, es encontrado flotando en el agua días después.
No sabemos tu nombre, pero no importas. Sobras. No importáis, ni tu ni las otras 133 personas que este año ya se han ahogado o han desaparecido en este mar de muerte en que hemos convertido nuestras costas. No importáis, ni tu ni otros niños muertos en cárceles de México o de Estados Unidos también por tratar de llegar a un mundo donde se come todos los días.
Los de arriba del mapa estamos preocupados porque nos dicen que fuisteis 50.000 los que llegasteis vivos el año pasado, y eso nos preocupa bastante más que los 85.000 niños muertos de hambre sólo en Yemen en ese mismo año. Los de arriba del mapa estamos preocupados por poner puertas al campo, por frenar la huida desesperada de tantas personas que en realidad no nos importan. En realidad, sobran, al menos para la mayoría de los que desde este lado ven pasar, flotar, los muertos y solo se preocupan por su triste seguridad, por su tajada en el plato robado, ni tan siquiera molestos por hacer de sepultureros de la mayor parte del mundo.
Importas para tu madre, que seguirá, Dios sabe por cuánto tiempo, sintiendo tu peso en la espalda y en el corazón; importas para los que hoy estamos aquí, intentando defender nuestra dignidad individual y colectiva a pesar de estos tiempos de egoísmo y alambradas, que es lo mismo. Importáis a unas pocas personas que en vuestras muertes cotidianas vemos cómo nos roban, poco a poco, nuestras propias vidas. Importáis para quienes seremos también apartados poco a poco por gritar, asqueados, que esas políticas no nos representan, que esos intereses económicos, comerciales, terminarán arrinconando también a todos los que protestan, las que luchan, los que no se rinden.
Mujeres supervivientes en un mundo demasiado macho, hombres solidarios, niñas vulnerables de barrios vulnerables, personas que no cuentan ni en el censo electoral, inmigrantes, jubilados, personas excluidas de un sistema tan inhumano que no se duele cuando un hombre cae ahogado, cuando una mujer desaparece en el agua, cuando a un niño de un año y medio no le damos tiempo ni de morir de hambre.
Malditos, malditos sean de Dios y de la historia quienes no luchan contra tanta injusticia, quienes no se estremecen ante tanta muerte.

Manifiesto de la concentración del 13 de Mayo:

Los brazos en cruz, el rostro buscando el cielo, la ropa y los zapatos aún en su sitio.Sobre el cuerpo de hombre joven, algas y arena. Descansa en el suelo soñado, ya para siempre. Sin futuro. Sin gloria.”
No, esta no es la descripción del muchacho de 16 años que apareció en la playa de Cádiz el viernes pasado. Es la descripción de la foto del primer inmigrante ahogado que fue recogido en una playa española hace ya 30 años, en 1988, cuando intentaba alcanzar el sueño de escapar de la miseria. Fue el primero en esta macabra lista que sumó otro hombre, otra mujer y otro menor la semana pasada. Sin que nadie parezca preocupado por acabar con la vergüenza y el espanto. Los simbolizamos con tres nuevos lazos en esta cuerda de la memoria.
Después de tanta muerte repetida, no nos cansamos de denunciar, de repudiar esta realidad, no estamos cansados, pero si estamos hartos. Hartos de que se siga dejando que la historia se repita y siempre paguen los mismos. Hartos de las declaraciones de responsables públicos que repiten una y otra vez la necesidad de frenar esta sangría humana sin poner ningún medio para que sea verdad. Hartos de escuchar la indigna postura de quienes, encima, culpabilizan a las víctimas y hablan de levantar muros porque no tienen bastante con las alambradas y las concertinas.
Los gobiernos van cambiando, pero la arbitrariedad y el parcheo se mantienen. Un derecho humano y una necesidad como la emigración siguen manchados de muerte. Es hora de recordar a quienes hemos encargado de la gestión pública, que cada nueva muerte no es sino la demostración de su falta de interés o de su incompetencia. O no son capaces de solucionarlo o no es un elemento central para la gestión política. Mirar hacia el cumplimiento o no de los acuerdos de control de migraciones con Marruecos, hablar de relajación de vigilancia por el Ramadám, es, ciertamente, mirar para otro lado. Achacar las muertes al buen tiempo es aceptarlas como naturales e irremediables. Cualquiera de las dos posturas es una aberración inadmisible que añade aún más indignación, si cabe, a quienes no entendemos de excusas cuando se trata de la vida de personas, de hombres, mujeres, niños, migrantes económicos, refugiados, víctimas de trata… personas que
merecen toda la atención y todos los medios para respetar sus derechos y su dignidad.
En ambos casos hemos terminado con la Poesía de Pilar del Rio y la lectura de nuestras reivindicaciones:
“Mi hijo muere cada tarde en el mar.
Mi hijo tiene 18 años, y 26 y 32,
tiene todas las edades en las que hay fuerza, pasión y deseos.
Mi hijo sabe que la felicidad no consiste en tener cosas,
pero sabe que hay cosas imprescindibles.
Por eso no pospone su derecho a vivir, a habitar una casa humana,
a compartir con otros que siempre son sus semejantes
su historia, su tristeza y sus sueños.
Mi hijo aprendió a aprender.
Mi hijo estudió, mi hijo trabajó en todos los oficios.
Mi hijo se respeta a sí mismo, respeta a su tierra, ama y es amado.
Mi hijo no nació para morir en el mar, ningún Dios lo castigó,
ninguna maldición lo obliga a ser esclavo.
A mi hijo lo mata cada tarde una forma de entender el mundo,
una manera criminal de gobernar en la que el ser humano no es lo prioritario,
porque el hombre todavía no cotiza en bolsa,
porque los expoliados y olvidados no llenan los bolsillos
de los mil veces malditos que condenan a muerte a mi hijo
y luego besan con reverencia la moneda donde invocan a un Dios.
Con esa moneda que invoca a Dios y con otras en que aparecen patrias,
los hombres que matan a mi hijo han comprado todas las perversiones
y han cometido todas las ignominias.
Mi hijo es negro, es indio, es blanco, es pobre.
El mundo es suyo, no lo parí en Marte,
no nació con un destino animal porque nació humano.
Mi hijo, cuando muere cada tarde,
seguirá viniendo a esta costa de Europa y del mundo con su mirada valiente y abierta.
Mi hijo no se rinde,
necesita hacernos comprender que sin él no estamos todos.
Mi hijo, cuando muere, nos deja empequeñecidos,
y él no quiere que su muerte
haga desaparecer de la tierra las palabras más hermosas
y los conceptos que nos dignifican.
Mi hijo no puede seguir muriendo
porque con él está muriendo nuestra civilización”.
Guardamos un minuto de silencio… Y juntos proclamamos nuestra denuncia y reivindicación
– Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que supone tantas muertes para llegar a Europa.
– Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.
– Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.
– Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas, para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.
– Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana y nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática situación.

¡No más muertes para llegar a Europa. Por un Mediterráneo solidario!

EL TALLER DEL PUCHE CON LA UD ALMERÍA

Hoy los chicos y chicas del taller de El Puche han asistido al partido que han disputado la U.D. Almería y el Elche C.F. en el estadio de los Juegos del Mediterráneo.

Estos chicos y chicas se han acercado al campo con la intención y la ilusión de disfrutar de un buen partido de fútbol. Además en el aspecto pedagógico se trataba de analizar los comportamientos que se dan en un partido de fútbol profesional, tanto por parte de los jugadores como del público que asiste al encuentro. Las reacciones ante distintas situaciones y lances del juego, la respuesta del público animando a su equipo y el comportamiento durante el partido. Los hinchas de los dos equipos, etc.

Todos nuestros chicos y chicas han tenido la suerte de disfrutar de un gran partido en el que la U.D. Almería comenzó perdiendo 2 a 0, y acabó ganando el partido 5 a 3, demostrando que con esfuerzo, ilusión y esperanza se pueden lograr grandes cosas. Ha sido un aprendizaje muy importante tanto por el comportamiento como por el resultado inesperado después del inicio del partido. Ha dado para hablar y reflexionar mucho con ellos y ellas. Ha sido especialmente interesante para las chicas que suelen asistir menos a estos eventos y es un cambio respecto a sentirse iguales y poder ir a los mismos sitios que los chicos.

Además la mayoría era la primera vez que iban a un estadio y que veían tanta gente en el tema del deporte, les ha impactado y les ha gustado mucho la experiencia. Por eso queremos agradecer a la FUNDACIÓN DE LA U.D. ALMERÍA, el que nos haya facilitado las entradas para el evento, aunque parezca poca cosa este tipo de actuaciones son muy importantes para estos chavales y chavalas.

CHARLA SOBRE NORMALIZACIÓN DOCUMENTAL

Una de las formaciones más demandadas a la asociación es la de normalización documental. Hay muchas personas migrantes que no conocen el proceso para poder normalizar su situación en España y todos los trámites y gestiones necesarias. En este caso nos pidieron desde la Escuela de Adultos de Carboneras que dieramos una charla para algunos de sus alumnos y alumnas.

Este tipo de actividades son muy interesantes, por un lado se facilita a las personas migrantes una base sobre la que poder pensar en su futuro y la posibilidad de tener los documentos necesarios. Por otro lado nos permite conocer las carencias formativas e informativas de los migrantes, la falta de campañas donde realmente se explique la legislación y se sepa los pasos que hay que dar. Muchas personas de las que piensan que aquí hay una política de PAPELES PARA TODOS, se daría cuentad e la dificulta para regularizar la situación incluso habiendo nacido en el país y llevando mucho tiempo.