Monthly Archive agosto 2020

FINALIZA LA ESCUELA DE VERANO

Hemos finalizado nuestra escuela de verano 2020. Con todas las dificultades que ya hemos ido contando hemos dado respuesta a las necesidades de las personas que han participado en ella.

Ha sido muy intensa, compleja de desarrollar pero creemos que muy productiva. Se ha suplido con imaginación y esfuerzo las dificultades de relación más directa.

Se ha procurado ante todo salvaguardar la salud, se ha trabajado en pequeños grupos y se ha hecho un esfuerzo muy grande para que sea divertida y atractiva, creemos que lo hemos conseguido. En cualquier caso aquí os presentamos parte del trabajo final en forma de vídeos y fotos

previous arrow
next arrow
Slider
a

NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA

Hoy nos hemos concentrado en la Sede de Almería Acoge para denunciar las nuevas muertes y desapariciones en las costas mediterráneas más cercanas. Se ha leido el manifiesto

Miedo.  En los últimos meses todos tenemos mucho miedo.

Miedo a que esta amenaza del COVUD19 por fin nos intoxique más aún. Miedo a que un familiar mayor, un amigo enfermo, cualquier ser querido de positivo, sintomático, se complique, suceda lo que no queremos. Tenemos miedo a permanecer tiempo hospitalizados sin saber qué pasará, sin conocer qué secuelas tendremos realmente.

Miedo a que la economía se desplome (más aún) a un nuevo confinamiento, a que nos cierren en bar de la esquina o a que definitivamente no pueda aguantar más y cierre sin remedio. Tenemos miedo a la Pandemia, a que nuestros gobiernos no sepan hacerlo bien y se dispare, tenemos miedo a perder este terreno presente, quizá porque hace tiempo perdimos la fe en otro terreno más allá de este, pero eso es otro cantar y otros credos de los que ahora nos dicen que no toca hablar.

Yo también tengo miedo, ese mismo, pero también otro. Tengo miedo de olvidar otras pandemias cotidianas que no han desaparecido. Leo que hay otras once personas muertas frente al mar de Alborán cuando intentaban escapar de otros miedos tan reales como la pobreza, la injusticia, la ausencia cierta de futuro. Entre esos muertos nuevos pero antiguos por repetidos hay mujeres y niños, proyectos de futuro, de amor, de trabajo, de vida que ya no existen. Tengo miedo de que esas vidas truncadas pasen desapercibidas. Tengo miedo de que no nos importen, tan preocupados que estamos por nuestros propios miedos. Tengo miedo de que hayamos llegado a tal nivel de deshumanización, miedo de que el miedo nos haya vuelto tan insensibles que ya no importen, que no nos duelan, que la muerte de un niño no nos inquiete, no nos interrogue. Tengo miedo de que no sea por el miedo, que ese olvido sea por el mismo egoísmo que ya nos hacía que importara pocos meses atrás, cuando no existía este miedo. Tengo miedo de que dejemos de ser personas para convertirnos solo en miedo miope, en miedo egoísta, en miedo estúpido que inmoviliza porque no piensa más que en uno mismo.

Y ya no sé si siento miedo o pena por ver cómo se hunde, como en una patera, la ilusión de un mundo justo, igualitario, fraterno que albergue a personas dignas de llamarse así, capaces de elevarse de esta triste vivencia cotidiana, convencidas de que tenemos algo más que decir en este mundo, diga lo que diga la COVID19.

Para mostrar nuestra repulsa y nuestra solidaridad, una vez más recurrimos a la poesía de Pilar del
Rio.
“Mi hijo muere cada tarde en el mar.
Mi hijo tiene 18 años, y 26 y 32,
tiene todas las edades en las que hay fuerza, pasión y deseos.
Mi hijo sabe que la felicidad no consiste en tener cosas,
pero sabe que hay cosas imprescindibles.
Por eso no pospone su derecho a vivir, a habitar una casa humana,
a compartir con otros que siempre son sus semejantes su historia, su tristeza y sus sueños.
Mi hijo aprendió a aprender. Mi hijo estudió, mi hijo trabajó en todos los oficios.
Mi hijo se respeta a sí mismo, respeta a su tierra, ama y es amado.
Mi hijo no nació para morir en el mar, ningún Dios lo castigó,
ninguna maldición lo obliga a ser esclavo.
A mi hijo lo mata cada tarde una forma de entender el mundo,
una manera criminal de gobernar en la que el ser humano no es lo prioritario,
porque el hombre todavía no cotiza en bolsa,
porque los expoliados y olvidados no llenan los bolsillos
​de los mil veces malditos que condenan a muerte a mi hijo
y luego besan con reverencia la moneda donde invocan a un Dios.
Con esa moneda que invoca a Dios y con otras en que aparecen patrias,
los hombres que matan a mi hijo han comprado todas las perversiones
y han cometido todas las ignominias.
Mi hijo es negro, es indio, es blanco, es pobre.
El mundo es suyo, no lo parí en Marte, no nació con un destino animal porque nació humano.
Mi hijo, cuando muere cada tarde,
seguirá viniendo a esta costa de Europa y del mundo con su mirada valiente y abierta.
Mi hijo no se rinde, necesita hacernos comprender que sin él no estamos todos.
Mi hijo, cuando muere, nos deja empequeñecidos,
y él no quiere que su muerte haga desaparecer de la tierra
las palabras más hermosas y los conceptos que nos dignifican.
Mi hijo no puede seguir muriendo porque con él está muriendo nuestra civilización”.
Juntos proclamamos nuestra denuncia y reivindicación :
– Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que
supone tantas muertes para llegar a Europa.
– Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta
vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.
– Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven
forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.
– Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas,
para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.
– Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana y
nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática
situación.
NO MAS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA. POR UN MEDITERRANEO SOLIDARIO

LAS NECESIDADES EN LOS ASENTAMIENTOS AUMENTAN

En la zona de Nijar durante este verano el equipo no ha podido descansar. La situación de los asentamientos es muy compleja y está siendo necesario hacer un esfuerzo extra.

Esto se nota en un aumento de trabajo tanto en el Centro de Día donde prestamos servicios de lavanderia, aseo personal, asesoramiento jurídico, etc, como en el trabajo de calle dentro de los propios asentamientos.

Poco a poco hemos descubierto que las necesidades más importantes hay que atajarlas desde los mismos asentamientos, por eso nos hemos volcado en esta ayuda ya que no siempre les resulta sencillo salir de los mismos, aunque nosostros les pedimos ese esfuerzo para algunas actividades.

Algunas de las actividades que se están realizando en los asentamientos son las clases de español, el acompañamiento relacionado con temas sanitarios que está siendo en estos tiempos una de las actividades más complejas y más importantes, realización de talleres de Documentación en el que se ha proporcionado apoyo, información, orientación y asesoramiento jurídico/administrativo para la realización de gestiones administrativas y relacionadas con extranjería.

Dentro de los aspectos sanitarios se han realizado talleres de información y prevención de la COVID19 así como acciones de dinamización comunitaria de limpieza de los alrededores de la vivienda, reparto de comida y lotes higiénicos.

La situación es muy preocupante ya que además de la pandemia, que ha empezado a atacarles, tienen las dificultades higiénicas de las infraviviendas en las que están. Por eso seguimos apostando por el trabajo en los asentamientos, la colaboración con la administración y otras organizaciones pero también la denuncia y la reivindicación para conseguir unos entornos más seguros.

Tenemos que agradecer los donativos gracias a los cuales podemos seguir apoyando estas acciones.

ESCUELA DE VERANO EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Es sin duda un año complejo para la Escuela de Verano, sin embargo los monitores han sido capaces de adaptarse y organizarse para llegar más allá de la garantía alimentaria.

Han tenido que readaptar los juegos para que la escuela sea segura, pero sin perder que sean atractivos para los niños y niñas que están viniendo. Este año ha habido que darles más vueltas y usar más la imaginación, pero, ahora que va llegando a su fina, vemos que ha sido muy provechosa y que los chicos y chicas han disfrutado a pesar de las dificultades.

Ha sido un año de apoyar mucho lo educativo sobre todo en aquellos que tenían menos recursos y han tenido más problemas, pero también ha sido un año de apoyar lo emocional, de superar la etapa de confinamiento, de que sea un lugar de encuentro y socialización tan importante en estas etapas de las personas.

Junto a esto por supuesto, la transmisión de valores necesarios para que se desarrolle una sociedad más justa y solidaria. En conclusión un año difícil que se está superando con una nota muy alta.

Preparando la transición del colegio al instituto

Desde el mes de Junio venimos realizando una actividad con niños y niñas de sexto de primaria preparando la transición del colegio al instituto. Aunque en los centros educativos se hace una actividad de un día, dadas las características de este curso y del próximo nos ha parecido importante hacer este proceso.

Los martes a las 6 de la tarde nos reunimos con un grupo de niños y niñas con el objetivo de orientarles en el cambio de etapa educativa, facilitándoles distintas informaciones sobre los cambios más importantes en en el paso del cole al instituto: horarios, faltas de asistencia, asignaturas, seguimiento escolar, estudio, etc.

Se ha trabajado sobre la importancia y la obligatoriedad de la E.S.O, los distintos caminos que tienen una vez que acaben la secundaria, etc. En este sentido hemos contando con la presencia de profesores de instituto que les han hablado del cambio y la importancia del estudio.

La otra parte ha sido prepararlos en temas relacionados con las TICs, desde destrezas ofimáticas básicas (procesadores de texto, programas de presentaciones, etc), correo eléctrónico, navegación en páginas web y búsqueda y organización de información, etc. En algunos casos hemos tenido que empezar desde cero con la enseñanza del manejo del ratón a través de juegos sencillos.

CONCENTRACION VIRTUAL MUERTES EN EL ESTRECHO

MANIFIESTO

Muere un negro en una patera. Dos moros son atropellados por una furgoneta, uno está muy grave (al final murió), el conductor se dio a la fuga. Un negro muere a manos de la policía marroquí. Dejan a un jornalero con un golpe de calor en un centro de salud, finalmente muere. Un muerto y seis desaparecidos en una patera que salió desde Argelia.

La muerte es barata, despersonalizada. No son personas, son países, colores, trabajos. Hemos despersonalizado la muerte … cuando nos interesa. Cuando queremos dar dignidad decimos “ha muerto fulanito de tal, una buena persona (aunque no lo fuera)”, tiene nombre, tiene dignidad.

Desde los medios de comunicación, quizás incluso sin mala fe, se despersonaliza la muerte, no queremos sentirnos mal. Pero más grave aun, desde determinados medios políticos no solo se les quita la dignidad de persona, además de morir los consideran criminales, criminalizan a los muertos.

Es terrible, estamos perdiendo la dignidad como persona, el sentir dolor con los demás cuando lo tienen, el sentir, por lo menos pena de los que lo pasan mal. ¿Lo estamos haciendo como sociedad?

Esperemos que no; signo de eso es que hay mucha personas que seguimos creyendo en la dignidad de todas las personas, en que cada muerte injusta es injustificable, es un crimen. En que tenemos que apoyarnos y apoyar especialmente a los que peor lo pasan. Por eso ponemos un lazo, si tenemos nombres los anotamos. Nos duelen ellos y sus familias, por eso seguimos aquí, denunciando esta injusticia, gritando que ya está bien, que es posible vivir en una sociedad más justa y equitativa; y quitamos egoísmo y ponemos solidaridad.

Juntos proclamamos nuestra denuncia y reivindicación :

– Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que supone tantas muertes para llegar a Europa.

– Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.

– Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.

– Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas, para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.

– Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana y nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática situación.

¡NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA, POR UN MEDITERRÁNEO SOLIDARIO!