Monthly Archive septiembre 2022

ASAMBLEA ALMERÍA ACOGE

El pasado martes se reunió la asamblea de Almería Acoge de forma presencial y telemática para trabajar algunos de los temas pendientes estes curso. Entre estos temas caben destacar tres de hondo calado que nos están llevando mucho trabajo pero que hacemos con mucha ilusión y gran compromiso y participación por parte de los socios y socias.

El primero es la celebración de nuestro 35 Aniversario. Es un momento emblemático, superamos muchas etapas y vamos haciendo historia. Por eso el historiador Julian Pablo Diaz, socio, está escribiendo un libro donde se trabaja a la vez el desarrollo de la migración en Almería y la historia de la Asociación. Este aniversario nos está sirviendo para ahondar en nuestro ser y en como ha ido evolucionando hacia una atención integral trabajando especialmente desde la dinamizaci´ón comunitaria.

Un segundo tema, con el que estamos muy ilusionados es con la celebración de la XXXI Asamblea de la Federación Andalucía Acoge, nos parece muy bonito que en nuestro aniversario podamos celebrar la asamblea.

Por último pero no menos importante, estamos muy contentos de haber dado un empujón a nuestro proyecto de codesarrollo en Tetuán, Marruecos, que estaba muy parado pero que ahora vemos con mucha ilusión. Nos hemos reencontrado con las personas con las que teníamos contacto y todos seguimos con muchas ganas de retomar el trabajo lo cual es muy esperanzador.

CONCENTRACIÓN POR NUEVAS MUERTES EN EL ESTRECHO

En 1915, en plena primera guerra mundial, el teniente coronel médico John McCrae, horrorizado ante tanta muerte escribió: “Nosotros somos los muertos. Hace solo unos días estábamos vivos. Sentíamos el amanecer y la calidez del sol al ponerse. Amábamos y éramos amados. Y ahora yacemos en los campos de Flandes”.

Poco hemos aprendido, aún seguimos en pie de guerra. Busco con atención lo poco que aparece en la prensa sobre los últimos fallecidos frente a la costa de Almería, lo encuentro en páginas de prensa digital: el cadáver del primer hombre con un chaleco salvavidas frente a embarcaciones de recreo. Salta otra notica junto a esta: fosas comunes con hombres, mujeres, niños acribillados frente a centrales nucleares bien custodiadas. Cinco niños rescatados con hipotermia frente a la preocupación por el precio del gas y la electricidad. Otro cadáver un poco más adelante. Tres hombres “en malas condiciones” ¿tres hombres? Millones de hombres, mujeres, niños y niñas “en malas condiciones” que van cayendo en esa fosa común llamada mediterráneo.

938 personas muertas en lo que va de año en el mediterráneo occidental, (sin contar los cuarenta que murieron en la valla de Melilla), 35 aquí en nuestras costas, 37 sumando estos dos. Eran personas de Marruecos, Argelia, Guinea Conakry, Costa de Marfil, Senegal y Siria. Que se sepa. Son
“enterramientos” masivos, fosa común, aunque la sala de torturas viene de más lejos, son crímenes de guerra, de otra guerra que olvidamos hace tiempo, como hacemos con todas las que no afectan a nuestros bolsillos. Vienen de la guerra del hambre, de la injusticia, de los gobiernos títere al servicio de los mismos intereses económicos que mueven las otras guerras y que siempre han puesto el beneficio por encima de las personas.

No nos extrañemos de estas fosas comunes, ni de esos edificios en los que unas tropas y después otras ondean sus banderas de victoria, cuando por dentro están “totalmente destruidos”. No nos engañemos, construimos sobre la destrucción un nuevo/viejo orden mundial a costa de millares de
muertos.

Como en todas las guerras, solo nos queda ponernos en pie sin más armas que la razón y la palabra para exigir acabar con esta hemorragia, y el corazón, la poesía y el silencio para solidarizarnos con los caídos, los muertos, los que hace solo unos días estaban vivos. Sentían el amanecer y la calidez del sol al ponerse. Amaban y eran amados. Y ahora yacen… en nuestras costas.

Y porque los que estamos aquí no queremos sentirnos cómplices, mostramos nuestra repulsa ante este sistema injusto y nuestra solidaridad con sus víctimas, guardando un minuto de silencio. Y recurrimos, una vez más si, a la poesía de Pilar del Rio para mostrar nuestra indignación.

Y repetimos juntos, una vez más, nuestra reivindicación

– Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que supone tantas muertes para llegar a Europa.
– Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.
– Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.
– Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas, para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.
– Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana, y nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática situación.

NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA POR UN MEDITERRANEO SOLIDARIO

APRENDEMOS, JUGAMOS Y ENSEÑAMOS EN EL IES CRUZ DE CARAVACA

Para enseñar hay que practicar, hay que arriesgar y por supuesto, hay que jugar.

En este ambiente, desde la la opción de la Asociación de colaboración con los centros educativos de nuestra provincia, se ha desarrollado una sesión ludico-formativa, centrada en juegos y dinámicas que fueran útiles tanto para el claustro como para su futura utilización con el alumnado. El objetivo de los juegos y dinámicas utilizados era provocar y mejorar la cohesión grupal, facilitar los procesos de conocimiento y gestión del trabajo en grupo, la detección de liderazgos y la educación en valores de una forma vivencial.

La jornada en la que han participado tres monitores de la Asociación y la práctica totalidad del claustro del IES Cruz de Caravaca ha sido amena, trepidante y diferente para el profesorado. El espíritu ha sido muy positivo y en todo momento se han animado a participar en dinámicas y posteriormente han reflexionado sobre su utilidad en el aula.

La evaluación ha sido muy positiva por ambas partes, un gran equipo que ha salido reforzado. Frente a la idea inmovilista que se tiene a veces del profesorado, en nuestro caso, por parte de los monitores de la Asociación que han participado, hay certeza de que de que la educación de nuestros jóvenes está en buenas manos, en este centro y en muchos de los centros de secundaria en los que colaboramos