Tag Archive AActuar

MUERTES EN EL ESTRECHO: ¡104 ESTE AÑO!

Mi hijo se llama Antonio, mi hija se llama Maria, mi hijo se llama Enrique… Mi hijo muere todos los días en el mar al intentar alcanzar una vida mejor… en las tierras africanas… ¿Qué diría, qué haría Europa, los cultos europeos, la cuna de los derechos humanos, de las libertades, si la poesía de Pilar del Río reflejase la tragedia de miles de hombres y mujeres tratando de llegar al continente africano para trabajar, para vivir mejor?

Esto, que hoy nos parece absolutamente irreal y fuera de lugar, ocurría frecuentemente en épocas pasadas. Numerosas personas se concentraban en nuestras costas, en las playas de Cabo de Gata, para buscar una nueva vida… en el norte de África, huyendo de las persecuciones, de la presión que sufrían en los pueblos almerienses. Podemos imaginarlos. Hacinados en campamentos improvisados, sin agua, sin comida, siendo atacados y asediados por ladrones, bandidos e incluso por los vecinos de los pueblos cercanos. En condiciones lamentables, con las escasas pertenencias que habían podido salvar de sus casas y conservar durante el camino esperaban la llegada de barcos piratas y corsarios, las mafias de la época, para que los trasladasen hasta allende. Piratas que, en ocasiones, no dudaban en venderlos como esclavos si no tenían cómo cobrarles.

Siglos después se concretaron y definieron los derechos humanos en una Europa culta, ilustrada: derecho a la vida, a una vida digna, a un trabajo remunerado y legal. En definitiva, la ley del más fuerte se trocaba en la defensa de los más débiles.

Sorprende que, después de varios siglos de un lento y progresivo afianzamiento de la defensa de los derechos humanos, desde hace algunas décadas se abran paso cada vez más situaciones de injusticia, de abandono, de desamparo… de un regreso a la aplicación de la ley del más fuerte, de las mafias que trafican con seres humanos.

Por eso, una vez más nos concentramos para honrar los cuerpos rescatados, las vidas sesgadas. Nos convocamos para denunciar que otras 48 personas muertas se suman al centenar que conocemos en este año, representadas en los nudos de la vergüenza de la cuerda. Otro medio centenar que se añade a los miles de desaparecidos en la vergonzosa fosa común del Mediterráneo.

Desde hace varios años denunciamos cada desaparición, cada naufragio, recordamos e intentamos ponerles nombre, incluso rostro, a quienes mueren tratando de alcanzar nuestras costas en busca de un futuro mejor. Pero, en esta ocasión también denunciamos la ausencia de noticias: ¿cuántas semanas hace que los medios de comunicación no reflejan ningún hecho relativo a las migraciones? ¿por cuántos periódicos tenemos que rastrear para encontrar algún dato? El “apagón informativo” hace que los muertos en el Mediterráneo desaparezcan de doble manera: primero físicamente, en la profundidad de las aguas; después, en nuestras conciencias. Pero, sobre todo, que no estén en nuestra vida cotidiana.

Nos concentramos una vez más para no ser cómplices de la muerte, de la ocultación, del olvido. Para poner rostro humano a los sistemas económicos y políticos que condenan a muerte a las tres cuartas partes de la humanidad, mientras engañan al resto con falsas seguridades y aparente bienestar.

Una vez más recurrimos a la poesía de Pilar del Rio, Mi hijo muere cada tarde en el mar…

Mi hijo muere cada tarde en el mar.
Mi hijo tiene 18 años, y 26 y 32,
tiene todas las edades en las que hay fuerza, pasión y deseos.
Mi hijo sabe que la felicidad no consiste en tener cosas,

pero sabe que hay cosas imprescindibles.
Por eso no pospone su derecho a vivir, a habitar una casa humana,
a compartir con otros que siempre son sus semejantes

su historia, su tristeza y sus sueños.

Mi hijo aprendió a aprender.
Mi hijo estudió, mi hijo trabajó en todos los oficios.
Mi hijo se respeta a sí mismo, respeta a su tierra, ama y es amado.
Mi hijo no nació para morir en el mar, ningún Dios lo castigó,
ninguna maldición lo obliga a ser esclavo.
A mi hijo lo mata cada tarde una forma de entender el mundo,

una manera criminal de gobernar en la que el ser humano no es lo prioritario,

porque el hombre todavía no cotiza en bolsa,
porque los expoliados y olvidados no llenan los bolsillos

de los mil veces malditos que condenan a muerte a mi hijo

y luego besan con reverencia la moneda donde invocan a un Dios.
Con esa moneda que invoca a Dios y con otras en que aparecen patrias,
los hombres que matan a mi hijo han comprado todas las perversiones

y han cometido todas las ignominias.
Mi hijo es negro, es indio, es blanco, es pobre.
El mundo es suyo, no lo parí en Marte,
no nació con un destino animal porque nació humano.

Mi hijo, cuando muere cada tarde,

seguirá viniendo a esta costa de Europa y del mundo con su mirada valiente y abierta.
Mi hijo no se rinde,

necesita hacernos comprender que sin él no estamos todos.
Mi hijo, cuando muere, nos deja empequeñecidos,
y él no quiere que su muerte

haga desaparecer de la tierra las palabras más hermosas

y los conceptos que nos dignifican.
Mi hijo no puede seguir muriendo

porque con él está muriendo nuestra civilización”.

Guardamos un minuto de silencio… Y juntos proclamamos nuestra denuncia y reivindicación

  • Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que supone tantas muertes para llegar a Europa.

  • Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.

  • Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.

  • Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas, para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.

  • Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana y nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática situación.

No más muertes para llegar a Europa. Por un Mediterráneo solidario.

¡53 NUEVOS MUERTOS!

El sábado pasado conocimos que otras 53 personas murieron en el mar de Alborán. Buscaban un sueño, el mismo sueño que nos ha movido desde siempre, a todos, el sueño, el deseo de vivir, de progresar, comer, amar, ser felices, salvar a sus hijos, alimentar a sus padres. Hoy están muertos, desaparecidos, olvidados, anegados de agua y sal.

Vienen del odio, son fruto del odio; son fruto de esa corriente de odio, de intransigencia, de despreocupación, de profundo egoísmo que invade Europa y España. Son fruto del egoísmo violento que grita “nosotros primero”. Son fruto de la violencia de unos países expoliados, de los intereses económicos, estratégicos y políticos que condenan a millones de personas al hambre, la opresión y la injusticia. Vienen del odio, de la injusticia, del egoísmo disfrazado de patrias, de banderas, de un “nosotros” consagrado con la sangre de los otros, con la pobreza de los otros, con el sufrimiento, con el miedo, con la muerte de los otros. Ya hasta nos asusta que se sepa el número de los que huyen, procuramos ocultar el número de los que mueren, procuramos esconder los rostros, los nombres, el recuerdo, la vida de tantas personas que, simplemente, no cuentan.

Nosotros seguiremos reivindicando su memoria y nuestra propia dignidad, haciéndolos presentes y manifestando nuestra solidaridad.

Nuestra compañera Margarita Asensio nos recuerda con una poesia que son 53 MUERTES:
53 desaparecidos en el mar,
en la oscuridad de la noche,
en la clandestinidad propia del pobre.
53 personas como tú y como yo,
53 familias sin noticias,
53 ausencias, 53.
53 personas como tú y como yo.
con 53 ansias de futuro,
con 53 ganas de vivir, 53.
Cantamos la canción “Por detrás de mi voz. Desaparecidos”, (Mario Benedetti – Daniel Viglieti) y la poesía de Pilar del Rio. Finalmente leimos entre todos la reivindicación que hacemos:
– Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que supone tantas
muertes para llegar a Europa.
– Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta vergüenza, y
garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.
– Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a
dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.
– Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas, para
identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.
– Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana y nuestras
administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática situación.
No más muertes para llegar a Europa. Por un Mediterráneo solidario.

NUDOS EN LA GARGANTA

De Marga Asensio

Esta mañana, como todas las mañanas, me tomo un café en el bar de la esquina. Me gusta sentarme y oír las noticias en la tele, mientras leo el periódico y me bebe mi café humeante. Como de costumbre, estamos los mismos clientes de todas las mañanas. A veces comentamos alguna noticia de la tele, pero solo a veces.

Esta mañana el titular ha sido “gobierno y sindicatos debaten sobre pateras”. Leer el verbo debatir me ha provocado desasosiego y, evidentemente, preocupación. No hace ni dos días que nos reuníamos en la plaza del Educador, la de la leche (la plaza Juan Casinello) un pequeño grupo de personas preocupadas por lo que está pasando en el Mediterráneo. Tumba marina para miles de personas que no llegan a las cosas del norte. Como todos los días en los que nos reunimos, se hace un nudo por cada muerto en el mar… ya son demasiados, solo uno es ya demasiado. Como todos los días que nos reunimos, se lee un manifiesto y un poema y se te encoge el alma. Como todos los días en los que nos vemos en la obligación de reunirnos, gritamos en silencio, en silencio porque cada nudo en la cuerda es un nuevo nudo en la garganta.

Durante esos encuentros, desgraciados encuentros, a veces hay gente que se nos queda mirando, se detiene, mira, y pasa de largo. Parece que quisieran encontrar algo político por si les interesa, detenerse y unirse… pero es solo la muerte de unos inmigrantes. Anónimos, sin rostro… y al pasar de largo dejan constancia del desinterés que muchos tienen por la vida humana… ¿quién les mandaría embargarse? ¡Con lo mal que estamos aquí! Parecen decir al pasar. Y a mí se me vuelve a hacer otro nudo en la garganta.

Vuelta a la realidad de la cafetería, a la noticia… resuena la palabra debatir. Me gustaría hacerles un nudo en la garganta para que dejen de hablar y pasen a actuar con humanidad.

Termino el café y salgo de la cafetería… estoy segura de que nuestros nudos en la garganta nos humanizan y me voy con la convicción de que hay que seguir trabajando por volver a una sociedad humanizada con nudos en la garganta.

Margarita Isabel Asensio Pastor, Voluntaria de Almería Acoge, forma parte de la Junta Directiva de la Asociación. Profesora UAL, Didáctica de la Lengua y la Literatura.

COMIENZA EL TALLER DE TAREAS

Un nuevo curso ponemos en marcha el Taller de Tareas de la Fuentecica. Con una reunión informativa para las madres y padres de los participantes en el taller, comenzamos un año más esta actividad que podemos desarrollar gracias a los voluntarios y voluntarias que colaboran.

Con estos talleres cubrimos un doble objetivo. Por un lado colaborar en el estudio y en el valor que este tiene para los niños y las niñas que participan a través de ayudas en las tareas, actividades motivadoras, talleres, etc. Por otro lado permite mejorar las relaciones entre ellos, especialmente cuando vienen niños y niñas recien llegados y con poco conocimiento del idioma. Es un espacio entre iguales que les facilita la integración.

Como siempre queremos destacar que no sería posible desarrollar estos talleres sin los voluntarios y voluntarias que con su esfuerzo desinteresado y con un esfuerzo e interés enorme son capaces de dar respuesta individual a los chicos y chicas y en muchos casos también a las familias sobre situaciones y problemas que les surgen en el entorno escolar.

TALLERES Y REUNIONES EN NIJAR

En la zona de Nijar no se ha parado en todo el verano, de hecho hace poco tuve la oportunidad de pasar por los dispositivos de Almería Acoge y de la Fundación CEPAIM para ver el trabajo y la situación. Tuve la suerte de poder hablar con algunos de los trabajadores y así escuchar, en primera persona, toda la situación en los asentamientos, el crecimiento de los mismos, el que se van instalando familias completas. Hablamos también de todas las personas que de las pateras han ido a refugiarse en aquella zona y que han pasado por nuestros dispositivos. De hecho a raiz de la conversación surgió que debemos hacer un informe detallado de lo que ocurre en la zona de Nijar, quizás estamos muy volcados con los refugiados y nos olvidamos de los otros refugiados no reconocidos. También estuvimos viendo las demandas y necesidades de los chavales que vienen de Casas de Menores y que ahora intentamos que se incorporen a una sociedad para la que no siempre están bien preparados.

Hoy tambíen queremos poner en valor el trabajo en el nuevo curso, los talleres de autoestima, de reciclaje y de jardines verticales donde la imaginacion se deja volar y de cosas inservibles se obtienen cosas asombrosas. En esta ocasión se han hecho recipientes para sembrar plantas aromáticas a partir de garrafas de plástico. Este tipo de talleres tiene un doble beneficio, por un lado divertirse y olvidarse del trabajo, el no trabajo, los papeles, los no papeles y por otro descubrir que se pueden hacer cosas interesantes con materiales muy sencillos.

También estuvimos participando en la mesa del tercer sector de Nijar. Dos de los temas que más preocupan y que se han tratado, aunque las soluciones son difíciles son el de la situación en los asentamientos y el aumento de personas en los mismos y, muy relacionado con este, el tema de la dificultad especialmente de los inmigrantes para acceder a viviendas normalizadas en la zona del campo de Nijar.

NO MÁS MUERTES EN EL ESTRECHO

Nos hemos vuelto a concentrar por 5 nuevas muertes aquí os dejamos el manifiesto de repulsa por estas situaciones.

Volvemos a concentrarnos para exigir actitudes, políticas, gestión pública no sólo más inteligente, sino mucho más humana. Volvemos a levantar la voz y a hacer silencio porque sabemos que otras cinco personas han muerto, otras cinco vidas cargadas de angustia y de sueños se han ahogado frente a nuestras costas. Otras no las sabemos. O las ocultamos para no seguir engrosando esta vergonzosa lista de personas sin nombre, en la mayoría de los casos, que alfombra el fondo del Mediterráneo, 189 personas ahogadas, más de 500 si contamos las desaparecidas.

También sabemos que la falta de una respuesta clara por parte de Europa, no sólo está cerrando las puertas a millones de personas que intentan escapar de las tragedias provocadas por la guerra o la injusticia, sino que está colaborando con la muerte de miles de ellas en el Mediterráneo, devolviéndolas a países no seguros donde se encarcela, se maltrata o se abandona a los migrantes, y permitiendo que Estados Miembro criminalicen a los ciudadanos organizados que no quieren ser cómplices de esta vergüenza histórica, llegando a bloquear los barcos que salvan vidas

No es distinta la realidad de España, desde finales de los 90 llegan pateras a nuestras costas y nos concentramos muerto tras muerto; la llegada de personas y la muerte también de miles de ellas son una realidad a la que no se ha sabido dar respuesta. Son miles de vidas perdidas o mal recibidas que nos hablan del empeoramiento de las condiciones de vida en un continente africano que llora su olvido.

También sabemos qué es lo que están haciendo bien; están haciendo muy bien la manipulación de los datos y las noticias en un intento de generar miedo, inseguridad, sensación de avalancha, como paso previo para dar libertad a actitudes racistas y xenófobas de las que nuestro país se había mantenido al margen y que últimamente vemos hasta en boca de representantes públicos.

A todos ellos queremos repetir lo que tantas veces hemos dicho: no queremos ser cómplices de esta vergüenza, no queremos ser cómplices de tantas muertes fruto de intereses mezquinos. No nos engañemos, sólo hay dos tipos de personas, las que están dispuestas a pensar en los demás que salen con barcos a rescatar vidas y hacen pública su indignación por el sufrimiento y la muerte, y las que sólo piensan en sí mismas, sus intereses y su bienestar, que levantan vallas, ponen concertinas o no hacen nada por cambiar esta realidad.

Nosotros no nos identificamos con éstos últimos y por eso, una vez más, manifestamos nuestra reivindicación:

– Ante los reiterados naufragios que provocan tantas muertes para llegar a Europa, vecinas y vecinos de Almería mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia.

– Visto que el control de fronteras sirve, fundamentalmente, para que sigan muriendo personas, y ante la inactividad y la falta de sensibilidad que manifiestan mayoritariamente las distintas administraciones, exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.

– Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.

– Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas, para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.

– Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana y nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática situación.

No más muertes para llegar a Europa. Por un Mediterráneo solidario.

DEVOLUCIONES EN CALIENTE

Aquí os presentamos la nota de prensa que hemos enviado, también el enlace al documento que hemos firmado, os recomendamos la lectura, es muy bueno. DOCUMENTO COMPLETO EN PDF

Almería Acoge quiere manifestar su malestar por las devoluciones en caliente de 116 inmigrantes en Ceuta. Aunque desde el gobierno se intente justificar diciendo que se ha dado asistencia letrada, que se ha hecho con todas las garantías, lo cierto es que desde el mismo colegio de abogados de Ceuta se está pidiendo que se interponga un recurso inmediato ya que consideran que “la asistencia letrada que han recibido estos 116 inmigrantes ha sido para cubrir el trámite y para que de cara a la legislación internacional no se pueda acusar a España de vulnerar los derechos de los inmigrantes”

Nosotros no vamos a caer en si es legal o ilegal lo que se ha hecho, ya hay gente trabajando en eso. Nosotros denunciamos que todo esto llevará a un mayor sufrimiento y a un mayor número de personas que intentarán llegar a nuestras fronteras por vias aun más peligrosas.

¿A qué jugamos con la vida y la dignidad de las personas?, ¿de qué hay miedo?. Parece que al final ganan los racistas, los xenófobos, quienes tienen miedo a los distintos, ganan porque probablemente gritan más. Por eso hay que gritar esta injusticia, que todos saben que si bien es probable que haga que disminuyan los asaltos a la valla, es muy probable que aumenten las muertes por cruzar de manera cada vez más inseguras las aguas del estrecho. ¿Quién se hará responsable de esas muertes?

Cuando se produjo el cambio de gobierno hace apenas unos meses hubo señales positivas en el mundo de las migraciones: se habló de quitar las concertinas, de evitar criminalizar a los inmigrantes, de atajar las muertes en el estrecho … Hoy empezamos a temernos que, siendo las señales positivas, haya miedo a que se les acuse de efecto llamada, de favorecer las mafias, de ayudar a los extranjeros.

Es imprescindible sentarse y tratar el tema de las migraciones en profundidad, ver a qué damos prioridad, contar la verdad de que hasta económicamente hacen falta los inmigrantes, contar las situaciones en el origen que hacen que se jueguen la vida en venir, ver cómo hacer para que se puedan dar rutas seguras de migración, en resumen desmontar los discursos fáciles antiinmigración.

HOSPITALIDAD

Una palabra que quieren que olvidemos. En el diccionario de la RAE podemos ver dos acepciones:
1. Virtud que se ejercita con peregrinos, menesterosos y desvalidos, recogiéndolos y prestándoles la debida asistencia en sus necesidades.
2. f. Buena acogida y recibimiento que se hace a los extranjeros o visitantes.

Nos quieren hacer ver que hemos perdido nuestros valores, nos bombardean con “sálvate tu y no mires al lado”. Uno de los valores que quieren hacernos creer que hemos perdido es la hospitalidad. Sin embargo viendo alrededor lo que hace la gente, no lo que dice, la mayor parte de la sociedad sigue siendo hospitalaria cuando se acercan personas reales. Salvo pequeños grupos de gente sin valores y sin corazón, perdidos en si mismos, tan egoistas que piensan que ellos solos van a salvarse y tener, y ser los mejores. Las personas, incluso con pensamientos racistas “no pueden venir más, que se vayan a su tierra”, son hospitalarias cuando se les acerca una persona con rostro, con nombre.

¿Por qué entonces se extiende el racismo, la xenofobia, el rechazo al otro? Creo que está muy claro, son los medios de comunicación y políticos sin escrúpulos los que promueven el racismo absurdo que está en contra de de nuestra forma de ser. Unos medios y unos político sinvergüenzas que airean los números de inmigrantes como si la cantidad fuera tremenda, como sin en nuestro país no pudiera haber más, como si fueran a quitarnos la sanidad, la enseñanza, las subvenciones, nuestras costumbres … Todo una mentira para pelear a pobres contra pobres, para aprovechar la incultura que ellos mismos han creado, para mentir descaradamente y que una cantidad muy importante de la población lo crea.

Nos pelean con choques de civilizaciones, con la imposibilidad de desarrollar una diversidad cultural. “No podemos convivir” nos dicen; mandan a idiotas a vocear las maldades de los flujos migratorios, de la presencia de extranjeros pobres; pero no hablan de los extranjeros “de los paises desarrollados” que destrozan las ciudades, que nos obligan a cambiar nuestras costumbres, que aprovechan nuestra hospitalidad para hacer en nuestra tierra lo que no harían en la suya.

Sin embargo, para unos y para otros la mayor parte somos hospitalarios. Cuando se acerca alguien los tratamos con amabilidad, les prestamos la debida asistencia. Somos capaces de ponernos en su situación.

Es cierto que cuando no nos miran cara a cara les damos las espaldas, repetimos lo que nos dicen que digamos. Eso es lo que tenemos que romper. No debemos tener vergüenza de ser buenos, de ser hospitalarios, de entender que vienen por necesidad, por lo mismo que lo haríamos nosotros: defender su familia, su vida. A pesar de los medios y de los políticos manipuladores tenemos que empezar a cambiar el discurso.

La inmigración tiene soluciones. El que quiera migrar debería poder hacerlo, el problema está en que la mayoría de gente que migra lo hace por necesidad. Las soluciones pasan por un cambio en las relaciones con los países de origen. Hay que terminar con procesos de colonialismo y el neocolonialismo, promover los movimientos descolonizadores. África especialmente, pero también Sudamérica y otros países tienen que dejar de ser zona de expolio. Tenemos que facilitar las relaciones económicas de igual a igual. También es necesario acabar con las guerras comerciales, guerras que están acabando con países como Irak, o Siria, o en el centro de África, por ejemplo. Tenemos que dar una oportunidad a las personas en sus países, porque si no tienen un futuro donde están es normal intentar buscarlo en otro sitio. No seamos ingenuos, esto es muy difícil, pero no hay otra solución: o se estabilizan y desarrollan los países de origen, o hagamos lo que hagamos la gente va a seguir migrando.

Tenemos que mantener viva nuestra hospitalidad, incluso si pensamos que no deberían venir. Mientras no se termine con los problemas que generan las migraciones obligadas, tenemos que seguir siendo hospitalarios.

TARDES DE VERANO EN LA FUENTECICA

El calor no nos para, y en el barrio de la Fuentecica-Quemadero continuamos desarrollando diversas actividades con sus vecinos.

A diferencia de otros veranos, este año se están llevando a cabo durante las tardes, cuando refresca un poco, diferentes actividades para todos los vecinos, desde los más pequeños hasta sus mayores.

Antes de las vacaciones hablamos con los vecinos para conocer sus gustos e intereses de tal manera que nos sirvieran de orientación para el diseño de las actividades. Esto también nos ayudó a hacer un diagnóstico de las necesidades que presentan los diferentes grupos de personas con las que trabajamos en el barrio.

Las actividades que se están realizando son las siguientes:

• Juegos en la calle, en la que participan niñas y niños desde los tres hasta los trece años, si bien está abierta a todo el que quiera unirse. Con esta actividad lo que se pretende, además de divertirnos, es enseñar  a los chicos y chicas a respetar normas, desarrollar habilidades de comunicación y respeto, aprender a trabajar en equipo,… Siempre eligiendo juegos no competitivos, y sí cooperativos, educativos, de cohesión etc.

Esta actividad se realiza todos los miércoles en la plaza Sacromonte, lugar de encuentro, durante las tardes calusorosas, de muchos vecinos del barrio.

• Manualidades en la calle (grupo mujeres), mientras los pequeños juegan, se ha creado un espacio, junto a la plaza mencionada anteriormente, en el que las madres y otras vecinas se que se van sumando, además de realizar diferentes manualidades, aprenden a comprometerse y darle continuidad a lo empezado, a no dejar cosas a medias: ni tareas, ni trabajos, ni iniciativas que se hayan propuesto. Generando, a su vez, en ellas una inquietud para formarse y aprender a educar a sus hijos. Además de ofrecerles otro tipo de alternativas de ocio.
• Grupo de jóvenes “Buscando nuestro futuro”. Un grupo de chicas, de edades comprendidas entre los 14 y 17, que por su edad ya no pueden participar en la Escuela de Verano de la Asociación Almería Acoge, propusieron formar un equipo para realizar actividades durante los meses estivales. El objetivo principal que nos planteamos conseguir, es tratar de enseñarles a construir un proyecto de vida en base a la convivencia, la resolución de conflictos y el desarrollo de valores.
• Apoyo educativo en verano. Actividad dirigida a niños y niñas con algunas asignaturas pendientes y también para aquellos en los que se han detectado problemas de comprensión lectora, sin la cual su avance educativo se hace más difícil. Los objetivos que se persiguen con esta actividad son: aprender a estudiar, mejorar su comprensión lectora y escritura y ayudar a las familias a reflexionar sobre su responsabilidad en el estudio de sus hijos.

Además de estas actividades, seguimos trabajando en  diferentes comunidades de vecinos en las que durante el año se han detectado problemas de convivencia, poca o mala comunicación entre los vecinos, descuido de las zonas comunes, etc. Se trata de intervenciones que se realizan de manera individual y, posteriormente, con todos los vecinos implicados.

Aunque queda mucho camino por recorrer, consideramos muy positiva y acertada la continuidad de las actividades durante los meses de julio y agosto puesto que en septiembre, cuando todo comience a funcionar con normalidad tras las vacaciones, seguiremos estando ahí sin haber perdido el contacto durante los meses de verano con los vecinos de este barrio de Almería.

Parte de este proyecto se financia a través de Fundación  La Caixa

ESCUELA DE VERANO 18

Un año más, dentro del programa de garantía alimentaria promovido por la Consejeria de Igualdad y Politicas Sociales de la Junta de Andalucía, Almeria Acoge ha puesto en marcha su Escuela de Verano FUENTECICA 2018 para chicos y chicas de los barrios del entorno de la Fuentecica  y del Quemadero.

Se trata de un proyecto que se enmarca, por un lado en el trabajo que se está haciedo en el Barrio de La Fuentecica-Quemadero, donde a lo largo de todo el curso hemos trabajado con las madres especialmente y con chicos y chicas del barrio de distintas edades a través de múltiples programas que iban desde el trabajo en centros educativos a talleres de madres o talleres de tareas. Por otro lado se trata de  asegurar la garantía alimentaria para muchos chicos y chicas del barrio cuyas familias están en situación de especial vulnerabilidad.

En nuestra escuela de verano estamos atendiendo a unos 105 niños, desde los 3 años hasta los 12 años. Los hemos dividido para trabajar mejor en 6 grupos 2 de peques, 2 de chicos y chicas de edades intermedias y 2 chicos y chicas algo mayores. Contamos con 8 monitores y la ayuda de voluntariado.

Las dos líneas de trabajo mas importantes que nos hemos propuesto trabajar con ellos son el cuidado del entorno y el respeto a los mayores. Por supuesto de forma transversal trabajamos muchos valores, desde habilidades sociales, formas de relacionarse entre ellos, higiene personal, el estudio, etc. Para todo esto se realizan diariamente distintos talleres y juegos por niveles y luego, en algunos momentos todos juntos. También se realizan algunas salidas al entorno y otras zonas.

Por supuesto una parte muy importante es la dedicada a la alimentación. Se trabaja sobre hábitos alimentarios sanos, cómo comer bien, la higiene en el comedor, etc.

Estamos muy satisfechos con el desarrollo del programa hasta ahora ya que vemos avances importantes en los chicos y chicas que estamos atendiendo y vemos que el trabajo realizado durante el curso también ha servido.