Tag Archive asentamientos

4 METROS CUADRADOS

4 Metros cuadrados es, en muchos casos, el lugar donde se tienen todas las posesiones. El espacio de intimidad, de descanso, de domir. Por supuesto sin agua corriente ni luz, de plástico. Si arde se pierde todo. Un todo que es nada para muchos, pero es todo para esa persona.

En Almería unas 5.000 personas habitan en asentamientos chabolistas, en cortijos semiderruidos, en las afueras de nuestros pueblos, diseminados entre ese mar de plástico que han formado los invernaderos almerienses. Son cientos de pequeñas construcciones muchas veces invisibles. Son 39 los asentamientos de este tipo que cuentan con más de 20 personas malviviendo en ellos, en estos asentamientos son 3.376 personas las que malviven sin acceso a agua potable, sin suministro eléctrico normalizado; soportando el frio o el calor debajo de plásticos o entre paredes semiderruidas. Un 86% son hombres, el 13 % mujeres y el 3% (más de 100) son menores que están creciendo en este entorno tan injusto y vergonzoso.

Por eso desde el ALMERÍA ACOGE, en este entorno del CÍRCULO DE SILENCIO que organiza Almería Contra la Pobreza, hemos querido acercar lo que es una chabola real. Nos hemos esforzado porque parezca habitable, las personas que moran en ellas intentan que sean habitables, es su casa, su hogar. Pero no es noramal ni debemos normalizarlo.

Hemos leido una reflexión que lo dice todo:

NO ME CONOCEN
NO ME ACEPTAN
NO ME VISITAN
NO ME TRATAN CON CARIÑO
NO ME MIRAN
NO ME SALUDAN
NO COMPARTEN SU PAN Y SU TIERRA CONMIGO
PERO ME NECESITAN
CULTIVO SUS CAMPOS,
CUIDO DE SUS MAYORES
HAGO LOS TRABAJO INGRATOS QUE NADIE QUIERE
PERO ME EXPLOTAN
ME ROBAN MI DIGNIDAD
ME TRATAN PEOR QUE A UN ANIMAL
ME CIERRAN LAS PUERTAS DE SUS CASAS
DE SU TIERRA
DE SUS CORAZONES
PERO NECESITO SENTIRME ACOGIDO
NECESITO SENTIRME ACOMPAÑADO
NECESITO SENTIRME QUERIDO
NECESITO SENTIRME VECINO
NECESITO SENTIRME PERSONA
NECESITO QUE ME MIRES Y ME VEAS

Después la dinámica ha sido cambiar frases de denuncia por frases de acogida:

FRASES QUE INTERROGAN / DENUNCIAN

TRABAJO CONTIGO ¿VIVO COMO TU?
ME VEO OBLIGADO A VIVIR ASI
ME MIRAS PERO ¿REALMENTE ME ESTAS VIENDO?
¿QUÉ SENTIRÍA TU FAMILIA SI TE VIERA VIVIR ASI?
CULTIVO TUS CAMPOS ¿POR QUÉ ME EXPLOTAS?
¿PODRÍAS VIVIR ASÍ?
SIENTO MI CULTURA PISADA
MIRAME, SOY UNA PERSONA

FRASES COMPROMISO / ACEPTACION

TE RECONOZCO DIFERENTE, TE QUIERO DIFERENTE
NO TE QUIERO VER EXPLOTADO
TE QUIERO COMO VECINO
TE VEO COMO UNA PERSONA
TE ACEPTO COMO ERES
TE MERECES TRABAJAR DIGNAMENTE
VIVE COMO YO, DIGNAMENTE
TE QUIERO VER VIVIR DIGNAMENTE
TE MIRO, TE RECONOZCO
TE QUIERO COMO AMIGO

Por último hemos leido una reflexión de Eduardo Galeano

«Los emigrantes, ahora» de Eduardo Galeano

Desde siempre, las mariposas y las golondrinas y los flamencos vuelan huyendo del frío, año tras año, y nadan las ballenas en busca de otra mar y los salmones y las truchas en busca de sus ríos. Ellos viajan miles de leguas, por los libres caminos del aire y del agua.

No son libres, en cambio, los caminos del éxodo humano. En inmensas caravanas, marchan los fugitivos de la vida imposible. Viajan desde el sur hacia el norte y desde el sol naciente hacia el poniente.

Les han robado su lugar en el mundo. Han sido despojados de sus trabajos y sus tierras. Muchos huyen de las guerras, pero muchos más huyen de los salarios exterminados y de los suelos arrasados.

Los náufragos de la globalización peregrinan inventando caminos, queriendo casa, golpeando puertas: las puertas que se abren, mágicamente, al paso del dinero, se cierran en sus narices.

UNA PARTE DEL BARRIO QUE ARDE: ASENTAMIENTO DEL WALILI

Imagina que una parte de tu barrio ardiera en llamas. Imagina que tus vecinos y vecinas perdieran su casa, su cama, su ropa, sus muebles, sus fotos, sus documentos y todo aquello que convierte cuatro paredes en un hogar, por muy humilde que este sea. Imagina que tú mismo o tú misma vieras cómo el fuego devora todo lo que tienes reduciéndolo a cenizas. Y, por último, imagina que esto ocurre con una regularidad poco frecuente, con demasiada asiduidad, pongamos cada 5 o 6 meses. ¿No crees que saltarían las alarmas? ¿No sería lógico pensar que está ocurriendo algo anormal y que debería investigarse o, al menos, prestar una especial atención?  ¿No sería lógico que desde los organismos públicos se mostrara algo de interés especial por conocer qué está ocurriendo y por qué un barrio arde cada cierto tiempo? ¿No tendría sentido que se intentara buscar solución a este drama tan recurrente?

Pues esta es la realidad a la que se enfrentan los vecinos y vecinas de los asentamientos del Campo de Níjar y porque, guste o no guste, quiera o no aceptarse, son vecinos y vecinas de esta localidad.

El 28 de Marzo, el fuego volvió a acudir a su cita con los asentamientos, en concreto con el asentamiento de Walili, también conocido como Los Nietos o El Nazareno, que ha ido viendo menguar sus habitantes en los últimos tiempos debido a los incendios. Ardieron entre 15 y 20 chabolas, dejando sin nada a alrededor de 40 personas. Todas están casi seguras de lo que va a ocurrir, pocas pueden asegurar la razón de lo que pasó, pero hoy se despertaban en el suelo, algunas al raso, otras con más suerte en la chabola de algún amigo o vecino se ha ofrecido a acogerlas. Alguna persona todavía se despertaba con la esperanza de reconstruir su chabola, de empezar de nuevo, pero la mayoría es consciente de que las máquinas del ayuntamiento vendrán para limpiar el terreno y socavarlo para que no puedan construir de nuevo sus casas, conocen bien el procedimiento, no es la primera vez que pasa, ni la segunda, ni la tercera, tampoco creen que sea la última.

PREVENCIÓN DE INCENDIOS EN ASENTAMIENTOS CON MANUEL BLANCO

Lamentarse cuando ocurre un incendio en un asentamiento que supone la pérdida de lo poco que tienen muchas personas e incluso la pérdida de vidas no nos parece que sea la actitud que se debe tener. Siempre hemos pensado que hay que trabajar previamente para evitar que estas desgracias se produzcan. En este sentido llevamos tiempo dialogando con la administración sobre los peligros de los asentamientos y trabajando para mejorar las condiciones de los mismo e intentar buscar alternativas a esta situación.

Junto con esto creemos que también hay que trabajar dentro de los asentamientos la prevención. En estos caminos hemos tenido el placer de recibir en nuestra sede de Níjar a Manuel Blanco, bombero con muchos años de experiencia además de nadador de rescate. Persona que lleva mucho tiempo trabajando para los demás, de hecho fue uno de los bomberos de la ONG ProemAid que se desplazaron hasta la isla de Lesbos en Grecia para salvar la vida de personas en el Mar Egeo. Personas que intentaban pasar al continente europeo desde Turquía huyendo de los horrores de la guerra, el terrorismo y la falta de medios para poder tener una vida digna.

Manuel Blanco, acompañado del equipo de Almería Acoge Níjar y de María del Mar Viegas de la Federación Andalucía Acoge, se ha desplazado a varios asentamientos del Campo de Níjar para hacer llegar a los/as vecinos/as de los asentamientos una serie de nociones básicas sobre prevención de incendios, tipo y uso de extintores, cómo actuar ante un incendio y pautas a seguir al sufrir una quemadura, a partir de sus propios conocimientos y de la experiencia que tiene en estos campos.

Uno de los grandes problemas que se producen ante un incendio en un asentamiento es el poco tiempo de reacción de las personas que lo habitan, incluso algunas puede que no se encuentre en esos momentos en el asentamiento. El fuego unido a los materiales con los cuales están construidas las chabolas hace que los tiempos para poder actuar y salvar pertenencias tan importantes como documentación sean mínimos. Por ello Manuel ha ofrecido una serie de directrices o estratagemas que podrían ayudar para minimizar este problema.

Os las enunciamos por si pueden ser de ayuda: tener una mochila preparada para en caso de incendio cogerla y alejarla de las llamas o enrollar en una sábana ignífuga los documentos o bien meterlos en una caja metálica y enterrar esta.

Desde Almería Acoge le damos las gracias por su predisposición para venir hasta aquí y aportar sus conocimientos sobre la materia así como por seguir ayudando a las personas que más lo necesitan a tener una vida más digna.

LOS DÍAS DESPUÉS

Pasado el primer impacto, cuando nos enteramos de que más de 200 viviendas de un asentamiento han ardido, nos vamos relajando. Por supuesto ya no es noticia en ningún medio. Algunas personas aún se acuerdan y nos hacen llegar comida y ropa. Pero para la mayoría es un día normal, sin nada que destacar.

Y me surgen preguntas, sobre todo preguntas, muchas.

¿Por qué deja de ser noticia que muchas personas pierdan TODO lo que tenían? ¿Es porque que como no tenían mucho nos importa menos?¿Es porque no los conocíamos personalmente?¿Es porque nos da igual que algo tan terrible pase a nuestro lado sin hacernos mella?¿Hemos perdido el sentido de lo que eso significa?

Perderlo TODO: un techo donde descansar y compartir la vida; un medio de transporte para ir a trabajar; ropa para sentir la dignidad de ser persona; la compra de la semana, o del día, o del mes, esos ahorrillos que tantas horas de trabajo han supuesto. ¿Qué más se te ocurre que pueden haber perdido? ¿Es para tí mucho, o poco, o qué valor le das a eso que tú sí tienes a salvo?

Sin embargo hay personas que lo ha perdido todo. Que no tenían casi nada y esa casi nada lo han perdido. Apenas les queda el consuelo de algunas ONGs que siguen con su tarea y que intentan acompañarlas y consolarlas, pero poco más.

¿Qué más hay? Sabemos que se están buscando soluciones al problema de los asentamientos, pero mientras llegan esta soluciones ¿qué hacemos?. ¿Usamos la técnica de talar los árboles para que no haya incendios?, ¿arrasamos los asentamientos quemados para evitar que se vuelvan a instalar?, ¿le pedimos a los dueños de los terrenos que labren y vallen para evitar que vuelvan a instalarse? ¿Dónde pueden volver a vivir esas personas? ¿De verdad no hay sitio en la tierra para ellas?¿las olvidamos sin más?. Total, son invisibles para muchos, casi mejor así.

Tenemos que buscar soluciones más dignas de vivienda, movilizarnos para implicar a todas las administraciones, sin miedo a los voceros extremistas. La sociedad entiende que no podemos ocultar y abandonar a estas personas que lo han perdido todo. No olvidemos que mañana también será para ellas otro día después.

ALGO SE MUEVE EN LOS ASENTAMIENTOS

Si hace unos días hablabamos de la visita de Eurodiputados para interesarse por el tema de asentamientos, hoy hablamos de otra visita en el mismo sentido. Nos parece muy importante que algo se mueva en la búsqueda de soluciones para esta lacra y que la solución que se plantee no sea tirarlos sin más y dejar sin respuestas una situación dramática.

En esta ocasión hemos presentado la situación, junto con la Federación Andalucía Acoge y otras organizaciones, a la directora general de Igualdad de Trato, Rita Bosaho y el subdirector general Nicolas Marugán.

En estos días han visitado algunos asentamientos tanto de la zona de Nijar como de la zona de El Ejido. Han conocido de primera mano, a través de usuarios nuestros, las condiciones en las que viven. Han conocido de primera mano todas sus carencias de salud , higiene y agua; los problemas de acceso a viviendas dignas, sus condiciones precarias de trabajo, etc.

Vista del interior de un asentamiento de la provincia de Almería

La sensación en esta visita ha sido positiva, creemos que el conocer de primera mano la situación hace que la sensibilidad a estos temas sea mayor, hemos encontrado empatía hacia las personas que lo están pasando mal. Pero queda una segunda parte: el dar respuesta a ciudadanos que no tienen los mismos derechos que los demás, que viven en una situación totalmente indigna. Soluciones que van desde lo cercano, como puntos de agua o recogida de basura, pasando por el acceso al empadronamiento, que facilita el acceso a otros temas como la sanidad, educación, etc; hasta soluciones de fondo como viviendas accesibles. Todo ello con un fin último, que es la documentación para poder regularizar su situación y salir del pozo de miseria en el que se encuentran.

PARLAMENTARIOS EUROPEOS Y SITUACIÓN EN LOS ASENTAMIENTOS

Como ya informamos en su momento, el año pasado se presento, junto con la Asociación Multicultural Mazagón, una petición al Parlamento Europeo a través de Izquierda Unida por el Grupo de la Izquierda en el Parlamento Europeo.

Hoy nos ha visitado dos Europarlamentarios de este grupo, Sira Rego y Manu Pineda, a los que hemos mostrado en directo la situación de quienes viven en los asentamientos en la provincia de Almería.

Hemos comenzando presentando una pequeña historia de los asentamientos hasta ver como hemos llegado a la situación actual. Hemos trasladado las principales dificultades que hay y, han podido comprobar en directo que la realidad chabolista a la que hacemos referencia en nuestra petición no es ninguna exageración. Hay una enorme dificultad para normalizar la situación debido principalmente a dos impedimentos: uno muy básico que es la obtención del certificado de empadronamiento, que les haría tener acceso a sanidad y otros servicios; y otro, más complejo, pero imprescindible, que es facilitar la regularización de estas personas. Con ambos requisitos, la situación habitacional podría mejorar considerablemente.

Nos sentimos muy contentos con la escucha activa, con la sensibiliad y el respeto que han mostrado por las personas que viven en los asentamientos; y nos quedamos con la sensación de que el ver de primera mano esta situación les dará más energía para promover algún tipo de iniciativa que suponga la mejora de las condiciones de estas personas.

Les agradecemos a ellos y a todo el equipo que ha venido, el interés y el apoyo al trabajo que se realiza en los asentamientos.

La dirección para apoyar la petición está en el siguiente enlace, hay que registrase primero en la página del Parlamento Europeo y luego firmar la petición, os pedimos vuestro apoyo. Debajo tenéis el resumen de la petición.

PETICIÓN ASENTAMIENTOS

La persona peticionaria denuncia la situación en que se encuentran los trabajadores extranjeros que viven en condiciones infrahumanas en multitud de asentamientos chabolistas en distintos municipios de las provincias de Huelva y Almería. La persona peticionaria señala que los trabajadores inmigrantes viven en asentamientos rurales, mal comunicados y sin los mínimos servicios básicos ni equipamientos sociales y se queja por la ausencia de acompañamiento y asesoramiento jurídico a los inmigrantes, que da lugar a situaciones de abuso. La persona peticionaria pone como ejemplo la dificultad de estos trabajadores inmigrantes para obtener el certificado de empadronamiento que les daría acceso a los servicios públicos básicos, así como para obtener el permiso de trabajo. La persona peticionaria considera que es constante la vulneración de la Directiva 2014/36/UE, que regula las condiciones de entrada y estancia de nacionales de terceros países para fines de empleo como trabajadores temporeros y que define los derechos de estos, así como la conculcación de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en especial en lo que respecta a la dignidad humana, la no discriminación o los derechos del menor. La crisis provocada por la COVID-19 no ha hecho sino agravar la situación de las personas más vulnerables y el deterioro de las condiciones de vida y salud de este colectivo. La persona peticionaria solicita que la Unión Europea dé una respuesta inmediata y firme ante la situación en la que se encuentran los asentamientos en las provincias de Almería y Huelva. La persona peticionaria insta al Gobierno de España, a la Junta de Andalucía y a las administraciones locales implicadas a aplicar la normativa comunitaria de protección de las personas migrantes, así como los derechos recogidos en el TFUE.

VISUALIZANDO LOS ASENTAMIENTOS

Hoy se ha dado un paso importante para que las administraciones se acerquen y conozcan la realidad de los asentamientos chabolistas, en este ocasión en la zona de Nijar.

Es importante encontrar soluciones a un problema que es realmente complejo. Por un lado hay que ser conscientes de que no hay soluciones mágicas, que las soluciones cuestan dinero; pero por otro lado nos estamos jugando el presente y el futuro de la provincia. La solución no puede ser nunca esconder o borrar, hay que saber que detrás hay personas.

Por eso es importante este paso por parte de las administraciones y por eso nos hemos ofrecido a D. Rafael Pasamontes, Delegado de la Consejería de Igualdad, Politicas Sociales y Conciliación y a D. Francisco Vidal, Director General de Servicios Sociales de la Consejería de Igualdad, Politicas Sociales y Conciliación para que conozcan esta realidad y poder dialogar con ellos sobre posibles soluciones. Han conocido de primera mano, acompañados por D. Juan Miralles, Director de Almería Acoge y D. Javier Pérez, Coordinador autonómico para Andalucía y Ceuta de la Fundación Cepaim, junto con técnicos de la Fundación, la situación de los asentamientos.

OTRA VEZ LA DESOLACIÓN DEL FUEGO

Hoy os presentamos un artículo diferente sobre una situación que desgraciadamente se repite con mucha frecuencia. Un artículo desde la cercanía, con una mirada distinta sobre lo que ocurre en los asentamientos y en estas situaciones de desolación.

Ayer se produjo nuevamente un incendio en uno de los asentamientos de la provincia, en concreto del campo de Nijar, es un asentamiento en el que viven alrededor de 800 personas, aunque nadie lo sabe muy bien, y alrededor de 200 se han visto afectadas por el incendio, la desolación es enorme en la zona de chabolas afectadas, algunas viviendas están totalmente arrasadas, solo algunos hierros retorcidos se ven aquí y allá, es un asentamiento en el que no viven solo hombres, que es lo habitual y lo mayoritario en los asentamientos de la zona, en este asentamiento también viven mujeres y familias.

Como es habitual muchas organizaciones se han volcado hoy en ver que necesitan las personas afectadas y se ha empezado a hacer reparto de elementos básicos, mantas, comida…, aun sabiendo que esto es importante, para mi había otras cosas que trabajar hoy con los y las habitantes de este asentamiento, y es la necesidad se sentirse escuchadas, de que puedan contar su historia, que se puedan sentir acompañadas en su duelo, en definitiva cuidar el aspecto emocional de quien una vez más ve fracasar su vida, ve de nuevo que vuelve a quedarse sin nada, con la incertidumbre de dónde dormir esta noche.

Siempre que se va y se interviene en una situación así, nos creemos los importantes, los rescatadores, yo hoy he querido ir con otros ojos, con otra mirada, devolverles el protagonismo a estas personas y descubrir desde ahí lo mucho que me han enseñado ellas: he visto la solidaridad que nace desde los iguales, cómo un grupo de mujeres se han organizado para hacer comida para los que lo han perdido todo, personas que anoche ya acogieron en su chabola a otros vecinos y vecinas más afectados, y me ha impresionado la fortaleza de una de las mujeres con las que he hablado, delante de su chabola totalmente arrasada me decía con convencimiento, “no pasa nada, la hice con mis manos yo sola, vuelvo a no tener nada, pero
volveré a rehacer mi vida, sé que puedo”.

Gracias por lo que me enseñáis desde la pobreza más extrema.

Pilar Castillo

TALLER DE EDUCACIÓN VIAL

Cualquiera que se desplace por los campos de Nijar verá como han proliferado las bicicletas para los desplazamientos, sobre todo en el caso de personas migrantes, que no tienen facilidad para encontrar alojamiento en zonas cercanas a su puestro de trabajo. Ya hace mucho tiempo que venimos reclamando un carril bici por la peligrosidad que supone, especialmente en estas fechas donde hay poca luz.

Es por esto que desde el proyecto de asentamientos en la comarca de Nijar hemos visto la necesidad de realizar un talleres de Educación Vial en algunos asentamientos con los que hemos estado trabajando durante la mayor parte del año. Como hemos dicho antes las personas residentes en los asentamientos de la zona, en muchas ocasiones tienen que recorrer distancias largas para poder ir a trabajar o poder realizar distintas tareas como ir a por agua, conseguir comida y normalmente para ello utilizan bicicletas

Lo que nos ha impulsado a realizar este taller ha sido la reiteración de accidentes de tráfico provocados o sufridos por las personas migrantes que en sus desplazamientos en bicicleta se encuentran con calzadas sin arcén adecuado, con fuerte densidad de tráfico en horas en la que la visibilidad es muy deficiente y circulando sin casco, reflectantes o luces. Este taller trata de concienciar sobre las normas de circulación así como como consejos para circular con seguridad. Hemos hecho hincapié en el uso de además de una equipación adecuada: casco, luces delanteras y traseras y chalecos reflectantes para que puedan circular con seguridad y así prevenir, a medida de lo posible, que haya menos accidentes, que incluso han producido muertes, por atropellos en la comarca de Nijar.

Creemos que estos talleres son importante pero reiteramos la necesidad de unos arcenes en condiciones y, sobre todo, un carril bici, para el desplazamiento de la miles de personas que usan la bicleta en la comarca.

NO PODEMOS MIRAR A OTRO LADO

Una vez más el fuego pone de manifiesto la precariedad en la que viven muchas personas. Un fuego que ha afectado a más de 200 personas en el asentamiento chabolista de Paula, entre los términos municipales de Nijar y Almería

Algo después de las 13.oo hemos recibido noticias de que había un incendio; y hasta allí se ha desplazado personal de Almería Acoge para ver cuál era la situación. Han llegado poco después de los bomberos, que han sido la referencia para otras organizaciones que nos han llamado para ver como poder canalizar la ayuda.

Hemos estado conversando con algunos de los afectados, y lo han perdido todo. Junto con otras organizaciones hemos tratado de dar un pequeño aporte material de lo mínimo, mantas, comida y, sobre todo los hemos ayudado a reubicarse con otras personas conocidas. Gracias al trabajo previo que ya se venía haciendo ha sido posible reubicar a bastantes personas.

Mañana habrá que seguir trabajando a pie de calle, al lado de la gente. Otras organizaciones se encargarán de repartir ayuda, nosotros trataremos de llegar más al fondo del problema. Volveremos a denunciar la situación de estos asentamientos, la falta no tanto quizás de voluntad, como de determinación, para resolver este problema por parte de las administraciones más cercanas. Es difícil, cierto; pero esto no puede hacer que miremos hacia otro lado. Nos da la sensación que desde las administraciones no se quiere hacer visible esta situación, pero la realidad es imparable.

En esta ocasión no ha habido desgracias personales, ¿o si?, no ha muerto nadie, pero muchas personas han perdido lo poco que tenían y mucha de su esperanza. NO PODEMOS MIRAR PARA OTRO LADO.