Tag Archive inmigracion

NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA

Una vez más nos hemos concentrado para denunciar la sangría que estamos dejando que se produzca en el Mediterráneo, una vez más, esta vez nos hemos unido al Circulo del Silencio que organiza la Plataforma Almería Unida Contra la Pobreza, nos unimos para denunciar la injusticia a la que lleva la pobreza. Hemos contado además con la presencia de compañeros de CEPAIM Huelva y del Patronato de CEPAIM que se encontraban de trabajo en Almería y se han unido a la reivindicación.

En la concentración hemos denunciado que la mayoría de los inmigrantes y refugiados que hay en el mundo no van de los países “pobres” a los “ricos”, van de países “pobres” a países “pobres”. La gente nos pregunta, ¿pero es que hay nuevos muertos?, al decirle que si se escandalizan, piensan que no es posible la falta de actuación de las autoridades.

Una nueva tragedia de 6 personas que intentaban escapar de la injusticia, de la miseria, de la guerra, de la ausencia de futuro. Una nueva noticia de familias que sufren, de injusticia en un mundo que no deja otra alternativa que jugarse la vida en el Mar.

Seis muertes que hacen un total de 94 personas muertas en lo que va de año en nuestras costas  más cercanas. Con el silencio cómplice de la mayoría de las administraciones y el silencio comprometido y el grito de rabia de aquellos que pensamos que esto no puede seguir. Seguimos pidiendo que cesen estas muertes, seguimos enviando a las administraciones nuestras reivindicaciones.

ESCRITO A NUESTROS RESPONSABLES PÚBLICOS

Ante los reiterados naufragios que provocan tantas muertes para llegar a Europa, vecinas y vecinos de Almería le pedimos, como representante público, que transmita a las autoridades pertinentes nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de estas situaciones.

Visto que el control de fronteras sirve, fundamentalmente, para que sigan muriendo personas y ante la inactividad y la falta de sensibilidad que manifiestan mayoritariamente las distintas administraciones, exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelvan a repetir esta vergüenza y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.

Exigimos, por tanto, que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.

Igualmente, exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para desarrollar un procedimiento de identificación de las víctimas y de comunicación a sus familiares.

Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana y nuestras administraciones no pueden parecer ni aparecer como insensibles a esta dramática situación.

 

CHARLA EN EL SEK ALBORÁN

Un grupo de alumnos del SEK ALBORÁN ha estado realizando una investigación sobre las migraciones. Dentro de esta actividad han invitado a Almería Acoge por su experiencia de más de 30 años en la gestión de las migraciones en nuestra provincia,  para que les ayude a completar la información sobre la migraciones en Almería.

Durante la charla hemos comentado y resuelto las dudas que han ido planteando y debatiendo algunos temas que no siempre son sencillos.

La intervención fue muy agradable, centrándose especialmente en los sentimientos de las personas migrantes durante el proceso de migración y de adaptación a la nueva realidad y en la experiencia de migración de los menores, con las dificultades especiales que tienen de desarraigo.

ENCUENTRO CON EVA GARCÍA DE IU Y CON ASOCIACIONES

El pasado viernes recibimos la visita de Eva García, diputada por Málaga de UNIDOS – PODEMOS.

En esta visita trabajadores y voluntarios de la asociación le acercaron a la diputada de IU la situación del Barrio de la Fuentecica de Almería capital y se comentó con ella el trabajo que se está haciendo y las dificultades con las que nos encontramos. Paseamos por el barrio viendo la zona de asentamientos y la situación del barrio, las necesidades que hay y sobre todo las necesidades de la gente. Se charlo sobre cómo dar respuestas desde el gobierno, se habló de renta básica y de otras posibilidades.

Posteriormente tuvo lugar una reunión con la diputada y diversas asociaciones en nuetra sede de Largo Caballero. En esta reunión se trató sobre la problemática de los barrios excluidos y, especialmente de las personas que los habitan. Se comentaron algunas de las posibles causas de la exclusión y algunas soluciones.

Queremos agradecer el interés de Eva y sus aportaciones como experta universitaria en Desarrollo Local y como Coordinadora Federal del Área de Medio Ambiente en Izquierda Unida.

MUERTE EN EL ESTRECHO: UNA VERGUENZA PÚBLICA

Una nueva persona ha muerto en nuestras manos, otra vida se ha perdido, ahogada en nuestras costas el lunes 26 de febrero. Con esta nueva persona son ya 75 las vidas perdidas, las personas ahogadas a las puertas de alcanzar la costa que esperaban, 75 esperanzas frustradas.

En esta ocasión, casi alcanza ese futuro esperado, esta vida se ha ido ya entre nosotros, cuando intentaban reanimarlo en el puerto de Algeciras. Nos dice la prensa que todas las maniobras han sido infructuosas y el hombre ha fallecido en el puerto. Totalmente cierto, las maniobras han sido infructuosas, todas las maniobras, la legislación, la política de la Unión Europea y de España, la elevación de las vallas en las fronteras, la construcción de fosos, las concertinas, la vigilancia policial, el trabajo de salvamento marítimo… todo está siendo infructuoso. El hombre ha fallecido en el puerto, los hombres, las mujeres, los niños fallecen en el mar, mueren en su tierra, mueren en los puertos, en las cárceles, en los CIES… las personas mueren porque nuestras maniobras de reanimación de este mundo injusto, de esta sociedad injusta, de este sistema económico y político basado en la injusticia no están centradas en las personas.

Una vez más nos concentramos avergonzados por sumar una nueva muerte a esta lista macabra que recoge la incapacidad de frenar el horror. La indignación por esta nueva prueba del fracaso de occidente, del fracaso de las políticas que miran más los intereses económicos y la seguridad de esos intereses que la necesidad de millones de personas de vivir con dignidad, de que les sea reconocido su derecho al pan y a la paz, a poder vivir con los suyos, a moverse libremente cuando lo necesiten, a buscar trabajo, a ser gobernados desde el respeto y la libertad. Nos concentramos a denunciar una vez más el resultado mortal del mundo que no sólo hemos contribuido a construir, sino que nos esforzamos por mantener aún en contra de las personas y a pesar de la muerte de las personas.

Por eso, una vez más, hacemos pública nuestra denuncia y reivindicación:

Ante los reiterados naufragios que provocan tantas muertes para llegar a Europa, vecinas y vecinos de Almería le pedimos, como representante público, que transmita a las autoridades pertinentes nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de estas situaciones.

Visto que el control de fronteras actual no evita estas situaciones y ante la inactividad y la falta de sensibilidad que públicamente manifiestan mayoritariamente las distintas administraciones, exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelvan a repetir estas situaciones y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.

Exigimos, por tanto, que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.

Igualmente, exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para desarrollar un procedimiento de identificación de las víctimas y de comunicación a sus familiares.

Nuestra sociedad y nuestras administraciones no pueden parecer ni aparecer como insensibles a esta dramática situación.

JORNADA INTERCULTURAL EN EL CEIP MOLINA MARTÍN

Almería Acoge ha participado en la organización de las Jornadas Interculturales desarrollada en el CEIP Molina Martín junto con la Fundación CEPAIM.

El taller con el que hemos querido transmitir los positivo que tiene la mezcla de culturas, la riqueza que supone para todos, ha consistido en lo que hemos llamado EL ÁRBOL DEL ENCUENTRO.

Para esto hemos empezado con una juego-reflexión a través de dinámicas con alumnos y alumnas de 3º, 4º, 5º y 6º de primaria. En este reflexión se ha hablado de cómo ve cada uno a personas de culturas diferentes. Este centro tiene una gran riqueza cultural especialmente hay alumnado de origen marroquí, de étnia gitana, de origen español y algunos de origen subsahariano.

Al final cada alumno y alumna han colgado una frase en el árbol donde han destacado algo positivo de las culturas diferentes a la suya. La experiencia ha sido muy positiva, los peques tienen más capacidad que los mayores para resaltar aspectos positivos y romper con estereotipos.

EL DRAMA QUE NO ACABA

El viernes pasado, tres muertos acompañaban a las personas rescatadas en el Mar de Alborán que llegaron hasta Almería; el pasado domingo eran cinco personas más las que no pudieron ser rescatadas, las que desaparecieron en el mar. Son, en pocos días, ocho personas fallecidas que se suman a esta macabra cuenta de víctimas mortales, la cuenta de resultados de esta forma inhumana de administrar el mundo, de gestionar conflictos bélicos, desastres naturales, gobiernos fallidos, dictaduras, injusticias.

Son ocho nuevas vidas perdidas, ocho nuevos sueños ahogados, sumando, solo en lo que va de año y en nuestras costas más cercanas, 74 personas muertas.De nuevo nos reunimos para mostrar nuestra solidaridad, nuestro dolor, para mostrarnos cercanos a las víctimas y sus familias. Pero también nos concentramos para mostrar nuestra repulsa a la aparente falta de sensibilidad de los gobiernos de España y de Europa, a la falta de iniciativas para poner fin a esta sangría humana que nos salpica directamente. Una falta de reacción que nos provoca, una vez más, vergüenza e indignación.

En una parte muy importante, Europa, como el resto del primer mundo, es responsable de las migraciones forzadas, del injusto reparto de la riqueza, del apoyo a gobiernos títere de los grandes intereses comerciales, del desastre ecológico, del apoyo a las guerras abiertas. Somos responsables directos de las causas que provocan pobreza, injusticia, hambrunas y guerras y, por tanto, responsables directos de la necesidad de huir, de escapar de la muerte y la miseria. Nuestra respuesta no puede seguir siendo únicamente el control de las fronteras, no podemos seguir dando la espalda a nuestra responsabilidad en las causas de tantas muertes.

Estas ocho nuevas personas muertas sólo buscaban hacer lo que el ser humano ha hecho desde que se reconoce como tal, lo que hace cualquier ser vivo: intentar un futuro mejor, salvar su vida. Ninguna ley podrá nunca interponerse a las ansias de seguir viviendo de cualquier persona. La gestión de esta realidad, por parte de nuestras autoridades es, por tanto, ineficaz, injusta e inhumana. Dios, la historia o el género humano como tal, en algún momento, pedirá cuentas, señalará responsables, señalará a quienes no han hecho lo posible porque estas muertes no se repitan. Nosotros también lo hacemos mostrando nuestra indignación y nuestra repulsa. No más muertes para llegar a Europa. Por un Mediterráneo solidario.

ESCRITO A RESONSABLES PÚBLICOS

Ante los reiterados naufragios que provocan tantas muertes para llegar a Europa, vecinas y vecinos de Almería le pedimos, como representante público, que transmita a las autoridades pertinentes nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de estas situaciones.Visto que el control de fronteras actual no evita estas situaciones y ante la inactividad y la falta de sensibilidad que públicamente manifiestan mayoritariamente las distintas administraciones, exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelvan a repetir estas situaciones y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.

Exigimos, por tanto, que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias. Igualmente, exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para desarrollar un procedimiento de identificación de las víctimas y de comunicación a sus familiares.

Nuestra sociedad y nuestras administraciones no pueden parecer ni aparecer como insensibles a esta dramática situación.

CONCENTRACIÓN MUERTES EN EL ESTRECHO

Hace tan solo 14 días, desde que nos concentramos la última vez, el 24 de enero. En sólo 14 días esta cuerda de nudos de dolor y de vergüenza ha pasado de 9 a 66. Hoy nos volvemos a concentrar porque hay otras 47 personas fallecidas, ahogadas, sepultadas por este mar negro o rojo de luto y de sangre en que hemos convertido el Mediterráneo. El pasado domingo se
recogían 21 cuerpos y otros 26 se dan por desaparecidos. 47 personas que iban en una barca cargada de sueños, de ansias de encontrar justicia. Una barca de la que sólo quedan 21 cadáveres y 47 vidas silenciadas.

No son los únicos fallecidos desde la última concentración. Según la Organización Internacional de las migraciones 90 nuevas personas se han ahogado frente a las costas de Italia el 2 de febrero, sumando ya 290 muertos sólo durante este año.

El pasado 21 de noviembre también nos concentramos porque tres personas sin rostro habían perdido la vida; casi nunca conocemos sus nombres, pero hoy queremos recordar a dos de ellos junto a estas 47 personas que fallecían este sábado. Las queremos recordar de nuevo porque durante la semana pasada, un vecino de Almería, un hombre senegalés, un hombre
atravesado de dolor, ha estado preguntando por su hijo del que no sabe nada desde finales de noviembre. Lo hemos estado buscando entre listados de personas, pero todo indica que fue una de esas tres personas ahogadas frente a nuestras costas. Su compañero, cuyo móvil fue encontrado en el mar, se llamaba Mouhamadou, tenía 31 años, él tenía 19 años, su nombre era
Moussa Cámara.

Hoy sabemos que hay otros 47 padres, otras 47 madres buscando a sus hijos, maridos buscando a sus esposas, esposas buscando a sus maridos, hijos que ya no verán a sus padres o a sus madres, hermanos, hermanas, amigos que ni tan siquiera saben qué ha sido de los suyos. La mirada de este hombre es la mayor denuncia de la injusticia, de la incompetencia o la
desgana de quienes gobiernan nuestro mundo fijando la atención en el interés económico por encima de las personas. Después de 30 años de tragedia repetida, Salvamento marítimo seguirá intentando rescatar personas, Europa seguirá recogiendo cadáveres mientras mantiene vallas, concertinas, fosos, leyes injustas e inhumanas para defender fronteras e intereses por
encima de las personas. ¿Cuántas muertes serán necesarias hasta que nos demos cuenta de que este sistema económico basado en la injusticia no es humano? Desde la indignación y la vergüenza repetimos una vez más que no reconocemos ninguna frontera, ninguna bandera, ningún interés por encima de las personas. No es este el mundo que merecemos ni nosotros ni
quienes tienen que huir de la miseria o la guerra, no es este el mundo que merecen ni nuestros hijos ni los suyos, y no son estas las personas que deberían gobernarnos si no quieren o no saben dar respuesta humana a esta tragedia humana. No más muertes para llegar a Europa.

Por un Mediterráneo solidario.

PROYECTO DE TETUÁN

El trabajo continúa en el proyecto que la Asociación Almería Acoge está desarrollando en Tetuán. Cada dos semanas los jóvenes que hemos estado formando realizan actividades con los chicos y chicas de la Medina de Tetuán, en el local que tenemos en el Hospital Español.

Estos jóvenes, a los que seguimos acompañando y apoyando y que está allí apoyados por Nourdin, son capaces de realizar trabajo de dinamización comunitaria en un entorno complejo. Esto nos da una idea de la madurez que han alcanzado y de su capacidad para intervenir y transformar su entorno.

Han conseguido de movilizar a los pequeños de la Medina. Esto es un logro enorme ya que no es sólo trabajar con los peques, también hay que trabajar con madres y padres, trabajando el compromiso mejorar su barrio. Además, que es muy importante, lo hacen desde el  VOLUNTARIADO.

En nuestro centro realizan actividades lúdica con los peques a los que acomapañan y que además tienen como objetivo ir empoderando poco a poco a los vecinos y vecinas para conseguir, como dijimos antes una mejora en el barrio. El proyecto está en una fase muy bonita, donde vamos viendo el fruto del trabajo de varios años y donde vemos que es posible el crecimiento.

No olvidamos el trabajo con otras asociaciones, aunque tenemos que reconocer que es más complejo. En cualquier caso seguimos abiertos y colaboramos con organizaciones de Tetuán.

DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS MIGRANTES

Otros años hemos celebrado este día con una fiesta, es el DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS MIGRANTES, una fecha importante para recordarnos las dificultades que tienen los procesos migratorios y para celebrar lo que aportan estas migraciones. Este año no podemos celebrar, podemos denunciar y, eso es lo que hacemos. Denunciar las muertes en el estrecho, denunciar la esclavitud en Libia, denunciar la pasividad de los gobiernos que se esconden ante estas realidades terribles. Este es año de denuncia.

Por esto hemos puesto un muro donde ir colocando las denuncias o anuncios que queremos transmitir.

El manifiesto entero que se ha leido lo presentamos a continuación:

18 DE DICIEMBRE 2017. DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS
MIGRANTES.
El derecho a migrar es uno de los contemplados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esta Declaración Universal no habla de impedir las migraciones, sino de posibilitar las condiciones para que nadie se vea forzado u obligado a salir de su tierra. Por ello, se celebra el Día Internacional del Migrante fijando la mirada en los derechos de todos los trabajadores migrantes y sus familias, sea cual sea su origen.

Pero la actual situación económica, europea y mundial, y las condiciones de guerra y ausencia de derechos en tantas zonas de nuestro planeta, reclaman y hacen urgente la necesidad de la cooperación internacional para hacer frente, de manera integral, a los desafíos de la migración, con pleno respeto a los derechos humanos. Estamos viendo cómo en los últimos años la vulnerabilidad de las personas migrantes, lejos de reducirse, ha ido creciendo y multiplicándose.

Desde hace años, el Mediterráneo está siendo escenario de tragedias por las tentativas para llegar a Europa de personas provenientes de África, Oriente medio y Asia; personas que sólo aspiran a mejorar sus condiciones de vida o que huyen directamente de la muerte. Independientemente de cuáles sean los motivos en estas migraciones, es una tragedia retransmitida diariamente que, más allá de remover conciencias, exige la adopción de medidas que eviten las muertes y las causas que originan las migraciones forzosas. Es cada vez más necesaria la ejecución de políticas racionales de gestión de fronteras y el
rechazo al trato de las personas migrantes como delincuentes; a la concentración de los refugiados en campos en los que escasean condiciones mínimas de respeto a sus derechos; a la proliferación de vallas, alambradas, concertinas; y a las ‘devoluciones en caliente’. Es vergonzoso tener que recordar a los Estados que deben respetar el ordenamiento jurídico y el
derecho internacional.

A este escenario se ha sumado recientemente la escandalosa situación que miles de inmigrantes están sufriendo en Libia. Aunque parezca que la palabra esclavitud no pertenece a este siglo y que su práctica esté prohibida en todos los países del mundo, se destapa la inhumana realidad que hemos podido contemplar en las últimas semanas: la subasta de inmigrantes y refugiados como esclavos. En pleno siglo XXI se pone aún en la picota a seres humanos, convirtiéndoles en mercancía para trabajar sin descanso o en juguetes sexuales de sus amos.

Es justamente en Libia, la última etapa en el continente africano, de quienes han tenido que huir de su tierra y tratan de llegar a Europa, donde los hombres y mujeres, inmigrantes y refugiados, son expuestos, comprados y explotados. Y los que superan ese trance se enfrentan al Mediterráneo, esa fosa en la que este año ya han muerto más de 3.000 personas.

Los migrantes, sobre todo los más jóvenes, son vendidos para trabajar en casas, naves y talleres clandestinos o para exigir un rescate a sus familias y también, en el caso de las mujeres y niñas, como esclavas sexuales o prostitutas. Estas personas son llevadas a plazas públicas o garajes en distintos puntos de Libia, donde se muestran a los posibles compradores. Su
precio oscila entre los 170 y los 430 euros.

¿Qué ha hecho la Unión Europea además de lamentar esta situación? Continuar con su prioridad de poner barreras, su obsesión por impedir que lleguen hasta nuestro territorio más migrantes. Muy poco preocupada de garantizar que se les trata dignamente, la Unión Europea cataloga a otros países como “territorio seguro” y envía dinero para que la Armada Libia impida
la salida de las pateras. Ese mayor control es también el causante de que las personas que huyen intenten hacerlo más que antes a través de Marruecos y Argelia y, de ahí, a España, donde se están alcanzando cifras de hace casi 10 años. Hasta el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha llegado a denunciar como “inhumana” la cooperación de la Unión Europea con la Guardia Costera de Libia.

Esto es lo que sucede cuando importan más las fronteras que las personas, cuando importan más las patrias y las banderas que los hombres, mujeres y niños que huyen de la muerte, de la miseria y de la injusticia. Esto es lo que sucede cuando el ser humano se degenera, se deshumaniza y llega a convivir con la vergüenza de tratar o dejar que se trate a otros seres humanos como esclavos, con tal de no perder ni un plato de su mesa.

De nada servirá ninguna Declaración Universal de Derechos Humanos si unos perdemos la humanidad y a otros se la negamos cerrándoles las puertas. De nada sirve celebrar un día Internacional de las Migraciones, si olvidamos que quienes emigran son personas a las que debemos justicia, respeto y dignidad.

Históricamente, las migraciones han hecho crecer la humanidad. Desde aquí reivindicamos seguir creciendo como personas y por ello denunciamos las políticas indignas que están matando y esclavizando a estas personas y deshumanizándonos a nosotros.

PATRONATO DE CEPAIM

El viernes y sábado pasado estuvo reunido el patronato de la FUNDACIÓN CEPAIM, como ya hemos contado en alguna ocasión somos patronos fundadores y nos parece muy importante el avance y desarrollo del mismo por lo que colaboramos de forma permanente.

En este patronato estuvimos trabajando diversos temas, tanto sobre el funcionamiento interno como sobre las respuestas que se tienen que ir dando a la sociedad ante el tema de las migraciones en este sentido se está profundizando sobre las líneas de comunicación tanto interna como externa.

Por otra parte estuvimos analizando la importancia y la complicación de los programas de acogida, ya sea el de acogida humanitaria como el de refugiados. Es un trabajo muy complejo en el que no siempre se tienen los medios adecuados para poder desarrollarlo.

Por último, aunque fue lo primero y muy importante de la reunión, tuvimos un encuentro con Presidente del Consejo de la Transparencia de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, José Molina. Un encuentro muy interesante donde hemos podidos constatar las coincidencias con José Molina y su planteamiento, que también es el nuestro de que en la ciudadanía pueda ser parte activa de las actuaciones de las administraciones y la transparencia en las administraciones públicas que estén más próximas al control de los bienes públicos.