Archivo de categoría Reflexiones

DERECHOS RETORCIDOS

Los derechos son normas que reconocen y protegen la dignidad de todos los seres humanos. Estos derechos rigen la manera en que los individuos viven en la sociedad y se relacionan entre sí, al igual que sus relaciones con el Estado y las obligaciones del Estado hacia ellos.

Las leyes relativas a los derechos exigen que los gobiernos hagan determinadas cosas y les impide hacer otras. Las personas también tienen responsabilidades; así como hacen valer sus derechos, deben respetar los derechos de los demás. Ningún, gobierno, grupo o persona individual tiene derecho a llevar a cabo ningún acto que vulnere los derechos de los demás.

Hasta aquí parece estar todo claro, pero ¿cómo encajamos el derecho a una vivienda digna en todo esto?

El artículo 47 de la Constitución Española declara que todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada y atribuye a los poderes públicos la obligación de promover las condiciones necesarias y establecer las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.

Hagamos un ejercicio de imaginación e imaginemos, aunque igual no es fácil, que esto se cumple y todo español y española disfruta de una vivienda digna y adecuada, que cualquier español o española puede destinar el 43% de su salario (según el INE) a una vivienda digna y seguir viviendo dignamente, cosa que no es sencilla, o que el Estado ha garantizado el derecho a esa vivienda digna en el caso de no poder hacer frente a ese gasto.

Después de imaginar todo esto hay que preguntarse ¿qué pasa con las personas extranjeras?

El 13.4% de la población que habita en España es extranjera, 8.775.213 personas, ¿hay que entender que estas personas no tienen derecho a esta vivienda digna y adecuada?

Vayamos más allá ¿qué pasa con las personas en situación irregular, esos extranjeros de segunda, los inmigrantes (porque en España solo es inmigrante el que viene de manera irregular o no es blanco caucásico, no me pregunten por qué)

Pues yo les diré qué pasa. Pasa que la imposibilidad de presentar una nómina (recordemos que para pasar de irregular a regular hay que, no solo sobrevivir 3 años, sino poder demostrarlo) dificulta aún más la consecución de lo que, para otros, es un derecho, la vivienda digna y adecuada. Personas que han cumplido con todo lo que se les pide cuando llegan aquí que, básicamente, es sobrevivir sin molestar, que se adapten a nosotros, que trabajen en lo que no queremos, cobrando lo que no queremos cobrar los españoles. En muchos casos son familias que han escolarizado a sus hijos, están aprendiendo el idioma y las costumbres, en resumen, están haciendo un esfuerzo de integración a pasar de las dificultades que les plantea el nuevo contexto social.

En la Asociación Almería Acoge llevamos trabajando con población migrante desde hace más de 35 años y contamos con programas financiados por el Ministerio que garantizan el acceso a una vivienda digna de manera temporal, tanto a personas recién llegadas como a jóvenes que llegaron siendo menores y, al cumplir la mayoría de edad, salen de los centros de tutela.

Desde Almería Acoge se trabaja diariamente para que familias, jóvenes, o personas que vinieron solas logren la independencia de los programas, trabajamos para devolverles la dignidad y autonomía que muchos perdieron en el camino y para conseguir la plena inclusión de estas personas en la sociedad almeriense. Pero el acceso a la vivienda es el talón de Aquiles de nuestros programas (recordemos que estábamos imaginando que el resto de población tienen cubierto este derecho como la Constitución indica) y se nos hace imposible conseguir viviendas tanto para garantizar el acceso temporal como para que estas personas logren su independencia una vez finalizada su estancia con nosotros.

Por eso hacemos un llamamiento a repensar nuestro modelo de mercado inmobiliario, tanto a nivel social como individual, a recordar por qué se creó un Articulo 47 en la Constitución y a dejar de ver la vivienda digna como un negocio y al prójimo como un okupa.

Rafa Sánchez Guiard

10 MUERTOS EN EL MEDITERRÁNEO

Una vez más el drama del mar. En esta ocasión queremos gritar con especial fuerza que se establezcan vías seguras, que no nos engañen cuando vamos a exigirlas diciendo que para eso están los consulados. Que nos expliquen las dificultades para venir con documentación, que no se siga jugando con la vida de las personas.

A continuación el manifiesto que se leyó:

El pasado día 22 la prensa nos alertaba de que salvamento marítimo rescataba cinco ocupantes de una patera frente a las costas de Almería. La primera reacción es de alivio, pero este alivio se cambia en dolor cuanto aclara que los rescatados son dos personas en estado grave por hipotermia y tres cadáveres. Tres nuevos cadáveres, y otras siete personas desaparecidas. Así siguen hasta hoy, desaparecidas. Diez nuevas personas muertas, ahogadas ellas y sus ilusiones, ellas y la necesidad de sus familias de salir adelante; muertas ellas y las esperanzas de comenzar una nueva vida aquí donde la prensa también alerta de que más de la mitad de la población adulta tiene problemas de sobrepeso. Diez nuevas personas muertas para esa alfombra de cuerpos ahogados que tapiza el mediterráneo. Diez más para la suma de la vergüenza, que en solo tres meses ya llega a las 457 muertes según la organización internacional de las migraciones.

Pero no es ninguna novedad, la única diferencia con otros cientos de muertos de los que nobnos enteramos, es que estos han caído aquí mismo, muy cerca de nosotros.

No hay novedad, porque continúan las mismas causas: guerras, persecuciones, hambre, falta de libertad, injusticias, gobiernos títere de nuestros intereses, nosotros mirando hacia otro lado preocupados principalmente de no perder nuestro sitio en la mesa. La triste necesidad de huir, de escapar de la tierra en la que has nacido para seguir viviendo o para hacerlo con un mínimo de dignidad y de futuro.

No hay novedad porque continúan los mismos medios: la patera, ponerse en manos de gentes sin escrúpulos que comercian con la necesidad y no dudan en apurar hasta el último céntimo de quienes ya no tenían nada, pasar como sea porque no hay formas normalizadas, vías de migración seguras, regulares, accesibles en la práctica para todas estas personas. No hay otra forma porque nosotros no lo permitimos y centramos la gestión de las migraciones en el control de las fronteras.

No hay novedad porque continúan las mismas consecuencias: la muerte para los que no llegan y la criminalización y la exclusión social para quienes consiguen escapar de la tragedia.

Por eso repetimos una vez más que estamos aquí porque no queremos sentirnos cómplices, mostramos nuestra repulsa ante este sistema injusto y nuestra solidaridad con sus víctimas, guardando un minuto de silencio.

Posteriormente se leyó la poesía de Pilar del Rio y nuestras reivindicaciones:

  • Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que supone tantas muertes para llegar a Europa.
  • Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.
  • Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.
  • Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas, para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.
  • Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana, y nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática situación.

NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA POR UN MEDITERRÁNEO SOLIDARIO

UNA VIDA, 50 EUROS

Hay quien se dedica a estudiar, cuantificar y valorar el impacto social que tiene una inversión, incluso cuando ésta no tiene un valor de mercado tangible. Es lo que se llama Retorno Social de la Inversión.

Dicho de una forma más inteligible, los expertos afirman que por cada euro que se invierte en temas como educación o cohesión social, revierte entre una media de 4 euros. La verdad es que no está nada mal. Es una forma más inteligente de mirar el esfuerzo por mejorar la situación de las personas y la
realidad que nos rodea. Un análisis inteligente de lo que aportan entidades como la nuestra a la sociedad que muchas veces la sociedad ignora y quienes la gobiernan parecen olvidar.

En 2023, como venimos haciendo desde hace más de 30 años, Almería Acoge desarrolló un “Proyecto para la inclusión social de personas obligadas a vivir en asentamientos en Andalucía “ . Un proyecto que desarrollaba acciones formativas de distinto tipo, asesoramiento en materia de extranjería y detección de
víctimas de trata de seres humanos, entre otras cosas.

Todos sabemos que uno de los principales problemas relacionados con la inmigración en la provincia es la proliferación de asentamientos de infraviviendas, y una de las desgracias más repetidas últimamente en estos vergonzosos asentamientos, son los incendios en los mismos.

Pues bien, como pensamos que no basta con escandalizarse y denunciar la situación, ese proyecto, desarrollado en la comarca de Nijar, también comprendía el desarrollo de “acciones formativas y de sensibilización sobre prevención de incendios”, y en cada uno de los 6 cursos realizados en otros
tantos asentamientos, se les proporcionó un extintor a cada grupo participante, unos extintores que costaban 50€.

Cuando realizamos cualquier tipo de taller, siempre intentamos evaluar si los conocimientos adquiridos resultan realmente de utilidad o si son utilizados de manera práctica. En esta ocasión la evaluación fue fácil: uno de los últimos talleres se desarrolló ya en el mes de diciembre, y cuatro días después del taller se produjo un incendio en el mismo asentamiento. La persona que ocupaba la chabola que comenzó a arder se encontraba dentro y no podía salir. Salvó su vida gracias a que sus compañeros pudieron apagar con el extintor ese amasijo de plásticos, cartones y maderas que son a un tiempo paredes y combustible, y de paso impidieron que se propagase por todo el asentamiento.

Puede que alguien estuviera calculando cuánto habrá revertido a la sociedad Almeriense ese gasto de 50€ de cada extintor, o cuánto supondrá por la inversión global de ese proyecto. No es una cuenta difícil.

Yo me quedo con otra más sencilla: 50€ salvaron la vida de un hombre. Una vida. Una persona. Ese ha sido el mejor resultado de este proyecto. Una vida, Una persona. Si alguien no lo ve claro, no está haciendo cuentas, está inventando cuentos.

Juan Miralles

FESTIVAL ROMPEFRONTERAS: SI SECO UN LLANTO

El pasado viernes el grupo Un Día Junto al Mar, formado fundamentalmente por personas del Asociación y simpatizantes de la misma, actuaron el el XXVII Festival Rompefronteras que organiza la comunidad franciscana en Granada.

Con el espectáculo “Si Seco un Llanto” acercaron al público la historia de la migración. A través de una historia contada, cantada, de música, poesía e imágenes, trataron de hacer un poco más cercana la que puede ser una historia de migración, intentamos contar y cantar lo que pasa por la cabeza y, sobre todo por el corazón a las personas que por distintos motivos deciden dar el paso para migrar.

A través de canciones, muchas de ellas muy conocidas, de imágenes y de narraciones se fue pasando desde las razones que llevan a las personas a migrar, los recuerdos de sus países, de sus paisajes, de sus personas, las dificultades del viaje, los impedimentos que le ponen los países a donde tratan de llegar, hasta la cruda realidad cuando llegan: que no es un paraíso y que van a seguir sufriendo hasta poder rehacer su vida si es que lo consiguen.

Desde la Asociación agradecemos mucho la acogida del público al espectáculo y el que nos hayan permitido participar en este evento. Agradecemos a las personas que han montado el espectáculo por su esfuerzo y dedicación, un agradecimiento especial para Luis, con la caja, un préstamo de Granada que ha resultado todo un descubrimiento.

GRACIAS MEHDI

Desde Almería Acoge, trabajamos con personas en situación de gran vulnerabilidad, algunas por el camino han sido despojados hasta de su dignidad, la pierden por culpa del sistema injusto en el que vivimos, que no considera a la persona como tal si es pobre o si no tiene un documento que dice que puede vivir en España, sin ese documento puedes trabajar solo en actividades marginales o en régimen de esclavitud, ya que no puedes reivindicar ningún derecho, y ,por supuesto, el acceso a una vivienda digna también queda como un sueño inalcanzable. Una de las labores que procuramos hacer es trabajar con estas personas para que puedan recuperar su dignidad, sentirse tratados como personas, aceptados como son y donde viven; lo hacemos a través de talleres donde puedan estar unas cuantas horas
compartiendo con otros semejantes, en pie de igualdad, ideas, reflexiones, angustias, con el pretexto de un trabajo manual.

Una de estas personas me ha traído el siguiente poema:

ALMERÍA ACOGE EL CLAVEL DE LA ESPERANZA
En la oscuridad de la noche y la negrura de la vida,
cierro mis ojos y me rindo a la vida.
Escucho una voz cálida que llamaba desde lejos,
una estrella brillante enciende sus brazos para mi,
me llamaba con voz tierna y tímida,
me da la bienvenida y me abraza como si fuera mi madre,
me siento como en mi casa y con mi familia.
Un ángel blanco ayuda a los necesitados, hace felices a los pobres,
protege a los niños y salva a los inmigrantes.
Almería Acoge es mi familia
Y estoy orgulloso de ser su hijo.
Gracias por todo y espero que Dios los proteja.
(El Mehdi)

Para mi es la confirmación de que estamos consiguiendo crear espacios que dignifican, que hacen sentirse familia a personas que están solas, y desahuciadas por la sociedad, es la confirmación de que entre esos excluidos, descartados, echados a la cuneta, hay personas con sensibilidad, con ganas de expresarse a través de una poesía en una lengua que no es la suya y encuentran en el espacio que hemos creado para ellos, fuera de las infraviviendas, de la búsqueda de chatarra en la basura todos los días, la posibilidad de crear unos versos, expresar sus sentimientos, sentirse escuchados y aceptados.

Gracias Mehdi, porque tú nos ayudas a no perder nuestra humanidad, porque das sentido a lo que hacemos y a cómo lo hacemos, porque tú nos enseñas lo que es la resiliencia, la capacidad de seguir adelante a pesar de “la negrura de la vida”, porque tú nos ayudas a mejorar como Asociación y como personas, porque tú nos dignificas.

El artículo es de Pilar Castillo

ENCUENTRO CON AMIGOS DE ÁFRICA

En la primera quincena de julio la Asociación de Amigos de Africa nos invita a compartir la realidad de las migraciones y de nuestro trabajo en la comarca de Níjar. Esta actividad forma parte de un campo de trabajo que en esas fechas estaban desarrollando en San Isidro de Níjar.

El primer día, en el marco de una dinámica participativa, compartimos una reflexión tranquila pero profunda sobre los motivos que obligan a migrar a las personas y sobre la realidad que mayoritariamente encuentran esas personas trabajando en la agricultura intensiva. También reflexionamos sobre los riesgos de esas migraciones y, en concreto, sobre las muertes que provoca el que no exista otra forma de escapar de la miseria y de la falta de futuro que jugarse la vida en el mar, y perderla. Por ello recordamos a las 53 personas que pocos días antes habían perdido la vida intentando llagar a Canarias.

El siguiente día, hicieron una visita a los dispositivos de la Asociación en San Isidro, donde explicamos la utilidad de cada uno de ellos, cómo se gestionan y la importancia que tienen. Finalmente experimentaron lo que sería trabajar en un invernadero en estas fechas, conociendo las actividades de formación que realizamos en el invernadero de la Asociación. Fue un momento duro por las condiciones pero muy interesante para los y las participantes, la mayoría no habían estado nunca en un invernadero y conocer las condiciones de trabajo les sorprendió mucho.

ENCUENTRO CON JÓVENES DE MANOS UNIDAS

Aunque ya hace unos días de esta noticia que, por cuestiones técnicas no hemos podido relatarla antes, nos parece suficientemente interesante como para no dejarla pasar.

Durante dos días hemos recibido a jóvenes de distintas partes de España, voluntarios y voluntarias de Manos Unidas que buscan acercarse a la realidad de las migraciones conociendo de primera mano la situación que existe. El objetivo de su proyecto es profundizar en la formación de los jóvenes en Educación para el Desarrollo y específicamente en la cuestión de la inmigración y sus implicaciones sociales tanto a nivel internacional como nacional.

En nuestro caso les hemos acercado a dos realidades concretas del mundo de las migraciones. Por un lado el mundo de los extutelados, de lo chavales que han pasado por casas de acogida porque llegaron siendo menores de edad a España y la situación en la que se encuentran una vez que cumplen la mayoría de edad. Del trabajo que hacemos para intentar que entre a formar parte activa y dinámica de la sociedad y las dificultades y facilidades que encuentran.

230724_manosunidas04
230724_manosunidas01
230724_manosunidas02
230724_manosunidas03
previous arrow
next arrow

Por otro lado han conocido la dura realidad de la migración en los entornos de los cultivos bajo plástico, de lo duro que es el trabajo y de los duras que son las condiciones para encontrar vivienda así como de la realidad de infravivienda que se produce.

Estos jóvenes luego irán a Nador para conocer el otro lado de la frontera. Nos parece un proyecto formativo muy interesante para hacerse una idea de la situación de la migración y para ser capaces de crear respuestas ante esta.

EDUCACIÓN EN VALORES CON LOS NIÑOS Y NIÑAS DE SAN NICOLÁS (LA MOJONERA)

El pasado mes de febrero se ha generado un nuevo taller con el objetivo de fomentar la educación en valores con los niños y niñas de la Barriada San Nicolás en el municipio de La Mojonera. Dicho taller se lleva a cabo los jueves en el centro sociocultural de San Nicolás.

Juegos de compañerismo

Tras realizar una observación y analizar las necesidades que requería este barrio de la Mojonera donde ya trabajamos también con otros colectivos. Se llega a la conclusión de que es un barrio con muchos niños y niñas y la importancia de poder transmitirle una educación en valores. Es por ello que mediante dinámicas, juegos y actividades queremos fomentar valores como la solidaridad, el compañerismo, la igualdad de género, el cuidado del medioambiente y desarrollar las habilidades sociales, entre otros.

Así pues, durante estas semanas se han realizado diferentes actividades tales como; presentación y normas del taller, juegos dinámicos en los que debían trabajar en equipo y ayudarse unos a otros para conseguir el objetivo. Asimismo el pasado 8 de marzo por el día de la mujer se realizó una lluvia de ideas en las que se profundizaron en preguntas tales como; ¿ por qué existe el día de la mujer? ¿pensáis que hay igualdad entre hombres y mujeres?. Los niños y niñas llegaron a la conclusión que sobre todo en las tareas domésticas en sus hogares no ven esa igualdad, ya que son sus madres las que realizan dichas tareas. Además se realizó una pancarta en la que se plasmaron palabras claves y dibujos sobre la igualdad de género. También hicieron unas gafas con cartulinas cuyo objetivo de la actividad era imaginar una
situación de desigualdad de género sin las gafas y ponerse las gafas para imaginar cómo cambiar esa situación ahora sin desigualdad.

Las niñas y niños de San Nicolás están muy ilusionados con esta nueva actividad que la asociación Almería Acoge está realizando en su barrio y vienen cada jueves con ganas de seguir aprendiendo.

SOY MADRE, MUY POBRE, VIVO EN UNA ZONA RURAL …

Soy madre, soy muy pobre, vivo en una zona rural y de pequeña no pude ir a la escuela.

Parí a mis hijos con ternura y dolor, tengo cuatro: 3 niñas y un chico.

Con 17 años, mi hijo decidió que tenia que hacer algo para ayudar a la familia, con 17 años mi hijo como todos los hijos del mundo, tenía sueños, tenía ilusiones, tenía esperanzas… pero no en el pueblo. él vio que tenia que emigrar, y con un dolor inmenso en mi corazón tuve que dejarlo ir, me parecía tan pequeño, tan indefenso, hoy sé que mi hijo puede con todo.

Foto del encuentro en Marruecos

Mi hijo se subió en una patera y se fue a España, en muchos días, que me parecieron una eternidad, no supe nada de él, después he sabido que estuvo un tiempo en un centro de menores, de ahí salió a la calle con 18 años y se tuvo que buscar la vida; en todo ese tiempo no pudo ayudar a la familia, a mi eso no me importaba, solo me preocupaba que estuviera vivo, que estuviera bien.

Mi hijo fue buscando ayuda y dio con una asociación que podía ayudarle, lo recibió una mujer supo ver su necesidad y su potencial, y le solicito poder entrar en una casa para mayores de 18 años.

Hoy sé que mi hijo fue acogido en una casa que compartía con otros chicos, no tuvo que seguir en la calle, solo, con miedo y con frío, tuvo la oportunidad de arreglar sus papeles y de conseguir un trabajo.

Hoy ha venido de nuevo a mí, ha venido a su pueblo, a su casa y mi alegría ha sido inmensa, llevaba seis años sin verlo, sin poderlo abrazar, sin poderlo besar, y hoy es para mí día de fiesta, llamé a las vecinas para que lo vieran, llame a mi familia para que supieran que él había vuelto, es día de fiesta.

Después llamé también a las personas que lo habían cuidado al otro lado del mar, vi sus rostros, les di las gracias, le agradecí a esa mujer que fuera capaz de ver a mi hijo como si fuera el suyo, me siento unida a ella en esa solidaridad de mujeres que aunque no nos conozcamos, aunque nos separe el mar, el idioma, la cultura… nos nace de dentro. No nos entendíamos porque no hablamos el mismo idioma, pero sí que los de allí y los de aquí entendimos que mi hijo nos une, nos hermana.

Ojala ninguna madre tenga que vivir el dolor de ver a sus hijos partir, pero si no tienen más remedio, ojala se encuentren en su camino personas como estas que les ayuden, les acojan, que comprendan su dolor y el mío, el dolor de un hijo al partir y el de una madre al despedirse y que de este dolor pueda hacer nacer a través de la solidaridad puentes entre las personas y las culturas, que vayan más allá de las fronteras, que este dolor nos haga ser y sentirnos más humanos.

Este abrazo y esta historia son reales; la vivimos hace unos días desde el proyecto de inserción laboral y social para jóvenes inmigrantes que hayan estado bajo medidas del sistema de protección menores de la Junta de Andalucía, que desarrolla la Federación Andalucía Acoge a través de su entidad socia Almería Acoge en Almería. A lo largo de 2 años de proyecto han pasado por las casas de acogida 140 chicos que, como el hijo de esta madre, han encontrado un hogar, recibido protección, cariño, acompañamiento en su maduración y crecimiento personal; han tenido la posibilidad de documentarse y de encontrar un trabajo y, por tanto, de conseguir integrase en nuestra sociedad, y ayudarnos a todos a ser más humanos y más solidarios.

Pilar Castillo

CONCENTRACIÓN POR NUEVAS MUERTES EN EL ESTRECHO

En 1915, en plena primera guerra mundial, el teniente coronel médico John McCrae, horrorizado ante tanta muerte escribió: “Nosotros somos los muertos. Hace solo unos días estábamos vivos. Sentíamos el amanecer y la calidez del sol al ponerse. Amábamos y éramos amados. Y ahora yacemos en los campos de Flandes”.

Poco hemos aprendido, aún seguimos en pie de guerra. Busco con atención lo poco que aparece en la prensa sobre los últimos fallecidos frente a la costa de Almería, lo encuentro en páginas de prensa digital: el cadáver del primer hombre con un chaleco salvavidas frente a embarcaciones de recreo. Salta otra notica junto a esta: fosas comunes con hombres, mujeres, niños acribillados frente a centrales nucleares bien custodiadas. Cinco niños rescatados con hipotermia frente a la preocupación por el precio del gas y la electricidad. Otro cadáver un poco más adelante. Tres hombres “en malas condiciones” ¿tres hombres? Millones de hombres, mujeres, niños y niñas “en malas condiciones” que van cayendo en esa fosa común llamada mediterráneo.

938 personas muertas en lo que va de año en el mediterráneo occidental, (sin contar los cuarenta que murieron en la valla de Melilla), 35 aquí en nuestras costas, 37 sumando estos dos. Eran personas de Marruecos, Argelia, Guinea Conakry, Costa de Marfil, Senegal y Siria. Que se sepa. Son
“enterramientos” masivos, fosa común, aunque la sala de torturas viene de más lejos, son crímenes de guerra, de otra guerra que olvidamos hace tiempo, como hacemos con todas las que no afectan a nuestros bolsillos. Vienen de la guerra del hambre, de la injusticia, de los gobiernos títere al servicio de los mismos intereses económicos que mueven las otras guerras y que siempre han puesto el beneficio por encima de las personas.

No nos extrañemos de estas fosas comunes, ni de esos edificios en los que unas tropas y después otras ondean sus banderas de victoria, cuando por dentro están “totalmente destruidos”. No nos engañemos, construimos sobre la destrucción un nuevo/viejo orden mundial a costa de millares de
muertos.

Como en todas las guerras, solo nos queda ponernos en pie sin más armas que la razón y la palabra para exigir acabar con esta hemorragia, y el corazón, la poesía y el silencio para solidarizarnos con los caídos, los muertos, los que hace solo unos días estaban vivos. Sentían el amanecer y la calidez del sol al ponerse. Amaban y eran amados. Y ahora yacen… en nuestras costas.

Y porque los que estamos aquí no queremos sentirnos cómplices, mostramos nuestra repulsa ante este sistema injusto y nuestra solidaridad con sus víctimas, guardando un minuto de silencio. Y recurrimos, una vez más si, a la poesía de Pilar del Rio para mostrar nuestra indignación.

Y repetimos juntos, una vez más, nuestra reivindicación

– Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que supone tantas muertes para llegar a Europa.
– Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.
– Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.
– Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas, para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.
– Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana, y nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática situación.

NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA POR UN MEDITERRANEO SOLIDARIO