Category Archive Denuncias

OTRA VEZ LA DESOLACIÓN DEL FUEGO

Hoy os presentamos un artículo diferente sobre una situación que desgraciadamente se repite con mucha frecuencia. Un artículo desde la cercanía, con una mirada distinta sobre lo que ocurre en los asentamientos y en estas situaciones de desolación.

Ayer se produjo nuevamente un incendio en uno de los asentamientos de la provincia, en concreto del campo de Nijar, es un asentamiento en el que viven alrededor de 800 personas, aunque nadie lo sabe muy bien, y alrededor de 200 se han visto afectadas por el incendio, la desolación es enorme en la zona de chabolas afectadas, algunas viviendas están totalmente arrasadas, solo algunos hierros retorcidos se ven aquí y allá, es un asentamiento en el que no viven solo hombres, que es lo habitual y lo mayoritario en los asentamientos de la zona, en este asentamiento también viven mujeres y familias.

Como es habitual muchas organizaciones se han volcado hoy en ver que necesitan las personas afectadas y se ha empezado a hacer reparto de elementos básicos, mantas, comida…, aun sabiendo que esto es importante, para mi había otras cosas que trabajar hoy con los y las habitantes de este asentamiento, y es la necesidad se sentirse escuchadas, de que puedan contar su historia, que se puedan sentir acompañadas en su duelo, en definitiva cuidar el aspecto emocional de quien una vez más ve fracasar su vida, ve de nuevo que vuelve a quedarse sin nada, con la incertidumbre de dónde dormir esta noche.

Siempre que se va y se interviene en una situación así, nos creemos los importantes, los rescatadores, yo hoy he querido ir con otros ojos, con otra mirada, devolverles el protagonismo a estas personas y descubrir desde ahí lo mucho que me han enseñado ellas: he visto la solidaridad que nace desde los iguales, cómo un grupo de mujeres se han organizado para hacer comida para los que lo han perdido todo, personas que anoche ya acogieron en su chabola a otros vecinos y vecinas más afectados, y me ha impresionado la fortaleza de una de las mujeres con las que he hablado, delante de su chabola totalmente arrasada me decía con convencimiento, “no pasa nada, la hice con mis manos yo sola, vuelvo a no tener nada, pero
volveré a rehacer mi vida, sé que puedo”.

Gracias por lo que me enseñáis desde la pobreza más extrema.

Pilar Castillo

LA MUERTE SIGUE EN EL ESTRECHO

Con la pandemia se quieren silenciar situaciones muy graves, a las que no se da solución. Quieren que miremos a otro lado, que nos volvamos más egoistas, pero esa no es la solución. Otras tres vidas han quedado en nuestras costas, en Mojacar, una mujer y dos hombres. A pesar de todo desde la Asociación vamos a seguir gritando «NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA», así lo gritamos desde la sede el viernes pasado.

Hoy gritamos con las letras del manfiesto de Margarita I. Asensio Pastor:

¿Cuántas muertes más son necesarias para que se haga algo realmente desde las administraciones españolas y europeas? ¿Para cuándo volverá la humanidad a nuestra sociedad, a nuestras administraciones, a nuestras sociedades? ¿Para cuándo una migración segura?

Las fronteras y la legislación matan, así como el silencio de la sociedad. Nadie merece la muerte por tratar de buscar un futuro que, en muchos casos -en la gran mayoría de ellos- no existe en su país de origen y, en este sentido, nuestros países -los occidentales- tenemos gran culpa.

De hecho, los reunidos aquí física y virtualmente no queremos mirar para otro lado. No queremos formar parte de ese silencio asesino. No queremos olvidar que detrás de esas vidas que se perdieron en el mar, había una persona con su familia, con sus amigos, con sus sueños, con sus esperanzas… todas estas vidas truncadas no solo por el mar, sino por las fronteras, la indiferencia y el silencio. Por eso, denunciamos estas muertes por injustas, por innecesarias. También nos reunimos para recordar lo que está sucediendo ayer, hoy y mañana, para dar voz a quien no la tiene porque no podemos ni queremos seguir permitiendo estas muertes.
Por tanto, denunciamos:

  • El silencio administrativo, así como las trabas para que una persona pueda desplazarse con unos mínimos de seguridad y de dignidad.
  • La criminalización del movimiento migratorio y de personas sin más ánimo que el de aspirar a un futuro.
  • La responsabilidad de los países europeos en el expolio y pobreza de los países de origen de estas personas que migran.
  • Las fronteras que matan a personas
    Es necesario que paremos esta masacre silenciosa y que exista un pacto por la migración segura y digna.

TALLER DE EDUCACIÓN VIAL

Cualquiera que se desplace por los campos de Nijar verá como han proliferado las bicicletas para los desplazamientos, sobre todo en el caso de personas migrantes, que no tienen facilidad para encontrar alojamiento en zonas cercanas a su puestro de trabajo. Ya hace mucho tiempo que venimos reclamando un carril bici por la peligrosidad que supone, especialmente en estas fechas donde hay poca luz.

Es por esto que desde el proyecto de asentamientos en la comarca de Nijar hemos visto la necesidad de realizar un talleres de Educación Vial en algunos asentamientos con los que hemos estado trabajando durante la mayor parte del año. Como hemos dicho antes las personas residentes en los asentamientos de la zona, en muchas ocasiones tienen que recorrer distancias largas para poder ir a trabajar o poder realizar distintas tareas como ir a por agua, conseguir comida y normalmente para ello utilizan bicicletas

Lo que nos ha impulsado a realizar este taller ha sido la reiteración de accidentes de tráfico provocados o sufridos por las personas migrantes que en sus desplazamientos en bicicleta se encuentran con calzadas sin arcén adecuado, con fuerte densidad de tráfico en horas en la que la visibilidad es muy deficiente y circulando sin casco, reflectantes o luces. Este taller trata de concienciar sobre las normas de circulación así como como consejos para circular con seguridad. Hemos hecho hincapié en el uso de además de una equipación adecuada: casco, luces delanteras y traseras y chalecos reflectantes para que puedan circular con seguridad y así prevenir, a medida de lo posible, que haya menos accidentes, que incluso han producido muertes, por atropellos en la comarca de Nijar.

Creemos que estos talleres son importante pero reiteramos la necesidad de unos arcenes en condiciones y, sobre todo, un carril bici, para el desplazamiento de la miles de personas que usan la bicleta en la comarca.

DÍA DEL MIGRANTE

«ALGUIEN COMO TU», un lema pensado para resonar en la conciencia de las personas que la tengan, en las personas que, a pesar de la presión mediática de buscar buenos y malos, siendo los migrantes los malos, son capaces de abrir su mente y ver personas, ver a su alrededor a «ALGUIEN COMO TU».

Este es nuestro punto de partida para el Día Internacional de las Personas Migrantes. La mayoría de las personas migran por necesidad, igual que lo harías tu o lo haría yo. Es un proceso muy duro donde se mezcla la esperanza de un futuro mejor con el miedo a la incertidumbre y al abandono de toda una vida.

La mayoría de las personas migran huyendo de una vida de guerra, de miseria. De una vida sin futuro, sin esperanza. De una vida donde son atacados por creencias, razas, orientación sexual o cualquier otra razón.

Su esperanza es migrar, su única posibilidad es migrar. Igual lo harías tu, lo haría yo. Por eso es terrible que el final de ese proceso sea encontrarse con una situación en algunos aspectos igual a aquella de la que huye. Una situación de incomprensión, de ser atacado por creencias, razas, orientación sexual o cualquier otra razón.

Son necesarios, pero queremos quitarle la parte de humanidad. No es posible. La esclavitud, por suerte, se abolió hace mucho. Son personas, igual que tu.

Por eso Almería Acoge seguirá trabajando para hacer esto posible. Para que todos no veamos como personas, para que aprendamos a convivir entre distintas creencias, religiones, orientaciones … personas. Las diferencias son buenas, pero las personas son iguales. Tenemos que mirar a nuestro alrededor y vernos «Igual que tu».

CÍRCULO DE SILENCIO

Dentro de la iniciativa Almería Contra la Pobreza, el tercer miércoles de cada mes nos reunimos diferentes asociaciones para denunciar situaciones de vulnerabilidad.

En esta ocasión ha sido Almería Acoge la encargada de organizarla ya que, está muy cerca del Día 18 de Diciembre, Día Internacional del Migrante. Con este motivo todo ha girado con la especial vulnerabilidad que supone la migración y la falta de sensibilidad que las administraciones en general muestran ante el tema, anteponiendo intereses propios frente a una realidad muy dura. En este sentido se advierte de la necesidad de informar y explicar a la sociedad este problema para verlos con ojos de humanidad y no con ojos de rechazo.

En este sentido se ha reflexionado especialmente sobre la situación dramática de Canarias donde se está jugando con la vida de cientos de personas a las que se está atendiendo de forma deficiente y de la gente que quiere llegar a través del estrecho, con las dificultades y las muertes que se producen. Se han utilizado textos de la Carta de los Obispos Canarios denunciando la situación, diversas poesias y se ha terminado con la poesía que se utiliza para las concentraciones de las Muertes en el Estrecho de Pilar del Rio.

NO PODEMOS MIRAR A OTRO LADO

Una vez más el fuego pone de manifiesto la precariedad en la que viven muchas personas. Un fuego que ha afectado a más de 200 personas en el asentamiento chabolista de Paula, entre los términos municipales de Nijar y Almería

Algo después de las 13.oo hemos recibido noticias de que había un incendio; y hasta allí se ha desplazado personal de Almería Acoge para ver cuál era la situación. Han llegado poco después de los bomberos, que han sido la referencia para otras organizaciones que nos han llamado para ver como poder canalizar la ayuda.

Hemos estado conversando con algunos de los afectados, y lo han perdido todo. Junto con otras organizaciones hemos tratado de dar un pequeño aporte material de lo mínimo, mantas, comida y, sobre todo los hemos ayudado a reubicarse con otras personas conocidas. Gracias al trabajo previo que ya se venía haciendo ha sido posible reubicar a bastantes personas.

Mañana habrá que seguir trabajando a pie de calle, al lado de la gente. Otras organizaciones se encargarán de repartir ayuda, nosotros trataremos de llegar más al fondo del problema. Volveremos a denunciar la situación de estos asentamientos, la falta no tanto quizás de voluntad, como de determinación, para resolver este problema por parte de las administraciones más cercanas. Es difícil, cierto; pero esto no puede hacer que miremos hacia otro lado. Nos da la sensación que desde las administraciones no se quiere hacer visible esta situación, pero la realidad es imparable.

En esta ocasión no ha habido desgracias personales, ¿o si?, no ha muerto nadie, pero muchas personas han perdido lo poco que tenían y mucha de su esperanza. NO PODEMOS MIRAR PARA OTRO LADO.

DíA CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO

Desde Almería Acoge trabajamos el 25 de noviembre, Día Internacional Contra la Violencia de Género, desde todas nuestros ámbitos de actuación.

violencia genero

Este año ha tenido especial relevancia, dentro del PROYECTO ERACIS, la acción realizada con el grupo de mujeres con las que estamos trabajando.

Se ha realizado una dinámica dinámica para detectar y /o reflexionar sobre las posibles situaciones violentas que se pueden vivir dentro del ámbito laboral especialmente. A Continuación se han ido compartiendo y facilitando herramientas para afrontar dichas situaciones y poder dar respuestas sobre todo cuando se encuentren un momento difícil.

violencia genero

Hemos finalizado con una actividad que consistía en que cada mujer de forma individual ha escrito una palabra o consejo en relación al día que se celebraba y a lo que han estado trabajando.

Ha sido muy interesante y las mujeres han mostrado un gran interés en el tema. Se va notando como poco a poco cala la necesidad de estar preparadas para dar respuestas a situaciones de riesgo y han destacado la importancia del apoyo de otras personas en estas situaciones.

violencia genero

Por otro lado desde la sede de Largo Caballero también se ha hecho una actividad conmemorando el día con el compromiso para luchar contra esta lacra en la sociedad.

NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA

Hoy nos hemos concentrado en la Sede de Almería Acoge para denunciar las nuevas muertes y desapariciones en las costas mediterráneas más cercanas. Se ha leido el manifiesto

Miedo.  En los últimos meses todos tenemos mucho miedo.

Miedo a que esta amenaza del COVUD19 por fin nos intoxique más aún. Miedo a que un familiar mayor, un amigo enfermo, cualquier ser querido de positivo, sintomático, se complique, suceda lo que no queremos. Tenemos miedo a permanecer tiempo hospitalizados sin saber qué pasará, sin conocer qué secuelas tendremos realmente.

Miedo a que la economía se desplome (más aún) a un nuevo confinamiento, a que nos cierren en bar de la esquina o a que definitivamente no pueda aguantar más y cierre sin remedio. Tenemos miedo a la Pandemia, a que nuestros gobiernos no sepan hacerlo bien y se dispare, tenemos miedo a perder este terreno presente, quizá porque hace tiempo perdimos la fe en otro terreno más allá de este, pero eso es otro cantar y otros credos de los que ahora nos dicen que no toca hablar.

Yo también tengo miedo, ese mismo, pero también otro. Tengo miedo de olvidar otras pandemias cotidianas que no han desaparecido. Leo que hay otras once personas muertas frente al mar de Alborán cuando intentaban escapar de otros miedos tan reales como la pobreza, la injusticia, la ausencia cierta de futuro. Entre esos muertos nuevos pero antiguos por repetidos hay mujeres y niños, proyectos de futuro, de amor, de trabajo, de vida que ya no existen. Tengo miedo de que esas vidas truncadas pasen desapercibidas. Tengo miedo de que no nos importen, tan preocupados que estamos por nuestros propios miedos. Tengo miedo de que hayamos llegado a tal nivel de deshumanización, miedo de que el miedo nos haya vuelto tan insensibles que ya no importen, que no nos duelan, que la muerte de un niño no nos inquiete, no nos interrogue. Tengo miedo de que no sea por el miedo, que ese olvido sea por el mismo egoísmo que ya nos hacía que importara pocos meses atrás, cuando no existía este miedo. Tengo miedo de que dejemos de ser personas para convertirnos solo en miedo miope, en miedo egoísta, en miedo estúpido que inmoviliza porque no piensa más que en uno mismo.

Y ya no sé si siento miedo o pena por ver cómo se hunde, como en una patera, la ilusión de un mundo justo, igualitario, fraterno que albergue a personas dignas de llamarse así, capaces de elevarse de esta triste vivencia cotidiana, convencidas de que tenemos algo más que decir en este mundo, diga lo que diga la COVID19.

Para mostrar nuestra repulsa y nuestra solidaridad, una vez más recurrimos a la poesía de Pilar del
Rio.
“Mi hijo muere cada tarde en el mar.
Mi hijo tiene 18 años, y 26 y 32,
tiene todas las edades en las que hay fuerza, pasión y deseos.
Mi hijo sabe que la felicidad no consiste en tener cosas,
pero sabe que hay cosas imprescindibles.
Por eso no pospone su derecho a vivir, a habitar una casa humana,
a compartir con otros que siempre son sus semejantes su historia, su tristeza y sus sueños.
Mi hijo aprendió a aprender. Mi hijo estudió, mi hijo trabajó en todos los oficios.
Mi hijo se respeta a sí mismo, respeta a su tierra, ama y es amado.
Mi hijo no nació para morir en el mar, ningún Dios lo castigó,
ninguna maldición lo obliga a ser esclavo.
A mi hijo lo mata cada tarde una forma de entender el mundo,
una manera criminal de gobernar en la que el ser humano no es lo prioritario,
porque el hombre todavía no cotiza en bolsa,
porque los expoliados y olvidados no llenan los bolsillos
​de los mil veces malditos que condenan a muerte a mi hijo
y luego besan con reverencia la moneda donde invocan a un Dios.
Con esa moneda que invoca a Dios y con otras en que aparecen patrias,
los hombres que matan a mi hijo han comprado todas las perversiones
y han cometido todas las ignominias.
Mi hijo es negro, es indio, es blanco, es pobre.
El mundo es suyo, no lo parí en Marte, no nació con un destino animal porque nació humano.
Mi hijo, cuando muere cada tarde,
seguirá viniendo a esta costa de Europa y del mundo con su mirada valiente y abierta.
Mi hijo no se rinde, necesita hacernos comprender que sin él no estamos todos.
Mi hijo, cuando muere, nos deja empequeñecidos,
y él no quiere que su muerte haga desaparecer de la tierra
las palabras más hermosas y los conceptos que nos dignifican.
Mi hijo no puede seguir muriendo porque con él está muriendo nuestra civilización”.
Juntos proclamamos nuestra denuncia y reivindicación :
– Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que
supone tantas muertes para llegar a Europa.
– Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta
vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.
– Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven
forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.
– Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas,
para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.
– Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana y
nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática
situación.
NO MAS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA. POR UN MEDITERRANEO SOLIDARIO

CONCENTRACION VIRTUAL MUERTES EN EL ESTRECHO

MANIFIESTO

Muere un negro en una patera. Dos moros son atropellados por una furgoneta, uno está muy grave (al final murió), el conductor se dio a la fuga. Un negro muere a manos de la policía marroquí. Dejan a un jornalero con un golpe de calor en un centro de salud, finalmente muere. Un muerto y seis desaparecidos en una patera que salió desde Argelia.

La muerte es barata, despersonalizada. No son personas, son países, colores, trabajos. Hemos despersonalizado la muerte … cuando nos interesa. Cuando queremos dar dignidad decimos “ha muerto fulanito de tal, una buena persona (aunque no lo fuera)”, tiene nombre, tiene dignidad.

Desde los medios de comunicación, quizás incluso sin mala fe, se despersonaliza la muerte, no queremos sentirnos mal. Pero más grave aun, desde determinados medios políticos no solo se les quita la dignidad de persona, además de morir los consideran criminales, criminalizan a los muertos.

Es terrible, estamos perdiendo la dignidad como persona, el sentir dolor con los demás cuando lo tienen, el sentir, por lo menos pena de los que lo pasan mal. ¿Lo estamos haciendo como sociedad?

Esperemos que no; signo de eso es que hay mucha personas que seguimos creyendo en la dignidad de todas las personas, en que cada muerte injusta es injustificable, es un crimen. En que tenemos que apoyarnos y apoyar especialmente a los que peor lo pasan. Por eso ponemos un lazo, si tenemos nombres los anotamos. Nos duelen ellos y sus familias, por eso seguimos aquí, denunciando esta injusticia, gritando que ya está bien, que es posible vivir en una sociedad más justa y equitativa; y quitamos egoísmo y ponemos solidaridad.

Juntos proclamamos nuestra denuncia y reivindicación :

– Mostramos nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de esta injusticia que supone tantas muertes para llegar a Europa.

– Exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelva a repetir esta vergüenza, y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.

– Exigimos que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.

– Exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para respetar la memoria de las víctimas, para identificarlas y comunicar la desgracia a sus familiares.

– Nuestra sociedad pierde sus valores fundamentales si no reacciona de forma más humana y nuestras administraciones no pueden parecer, ni aparecer, como insensibles a esta dramática situación.

¡NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA, POR UN MEDITERRÁNEO SOLIDARIO!

LOS REFUGIADOS OLVIDADOS

Con motivo del Día Mundial de los Refugiados y, dada la situación actual que dificulta una actuación en vivo, Almería Acoge junto con la Federación Andalucía Acoge presentamos la Muestra Fotográfica Online LOS REFUGIADOS OLVIDADOS. Un trabajo de Mustafa Abualthanin.

La exposición fotográfica de Mustafa Abualthanin recoge una visión intimista y autobiográfica sobre los refugiados palestinos en Jordania.

Ante la situación mundial y trágica donde el número de personas migrantes, en todas sus dimensiones y estatus, ha superado cotas inimaginables, este fotógrafo se detiene en la historia de su propia familia, la de los refugiados palestinos, «los refugiados olvidados”, que en 1948 se vieron abocados a dejar su tierra, sus casas… y están asentados al otro lado del Jordán, con la esperanza todavía latente de poder volver a su tierra, a su casa.

Este fotoensayo se compone de 20 fotografías que narran la vida de los refugiados palestinos, principalmente de dos campos de refugiados al-Nasser y al-Baqaa de Jordania, a través de varias generaciones. Nos adentra en sus casas, nos pasea por sus calles, nos muestra la cotidianidad de su trabajo, la vida diaria y también nos muestra la añoranza y el recuerdo por su tierra y, al mismo tiempo, la esperanza de poder volver.

Mustafa Abualthanin nos invita a recordar que los refugiados existen y que detrás de todos ellos hay una historia vital donde no se eligió ser refugido.

MUSTAFA ABUALTHANIN
(Amán, 1977). Artista multifacético, fotógrafo, actor y artesa, es el octavo hijo de los once que tuvieron Husseyn y Fawziya, refugiados palestinos de 1948 procedentes Jerusalén y de Dikrin, un pequeño pueblo de Hebrón que ya no existe, respectivamente.

Como sucede con muchos de estos descendientes, tiene el estatus de refugiado por la UNRWA, si bien nació en Amán (Jordania) y se crió en uno de los tantos campos de refugiados palestinos que hay en la geografía urbanística de Jordania, en concreto, el campo de refugiados palestinos al-Nasser, al Este de Amán (Jordania).

Se inicia en la fotografía en 1995 y comienza su trabajo como tal en fotografía documental y social.

Ha expuesto su obra, entre otros sitios, en la Galería Nacional de Arte de Jordania, la Orfally Gallery en Jordania y, más recientemente, en la Universidad de Almería (España). Cabe destacar también su labor como fotógrafo en cine como fue su participación en la producción franco-palestina-qatarí Degradè que estuvo en la semana de la crítica del festival de cine de Cannes en 2015.