MUERTE EN EL ESTRECHO: UNA VERGUENZA PÚBLICA

MUERTE EN EL ESTRECHO: UNA VERGUENZA PÚBLICA

Una nueva persona ha muerto en nuestras manos, otra vida se ha perdido, ahogada en nuestras costas el lunes 26 de febrero. Con esta nueva persona son ya 75 las vidas perdidas, las personas ahogadas a las puertas de alcanzar la costa que esperaban, 75 esperanzas frustradas.

En esta ocasión, casi alcanza ese futuro esperado, esta vida se ha ido ya entre nosotros, cuando intentaban reanimarlo en el puerto de Algeciras. Nos dice la prensa que todas las maniobras han sido infructuosas y el hombre ha fallecido en el puerto. Totalmente cierto, las maniobras han sido infructuosas, todas las maniobras, la legislación, la política de la Unión Europea y de España, la elevación de las vallas en las fronteras, la construcción de fosos, las concertinas, la vigilancia policial, el trabajo de salvamento marítimo… todo está siendo infructuoso. El hombre ha fallecido en el puerto, los hombres, las mujeres, los niños fallecen en el mar, mueren en su tierra, mueren en los puertos, en las cárceles, en los CIES… las personas mueren porque nuestras maniobras de reanimación de este mundo injusto, de esta sociedad injusta, de este sistema económico y político basado en la injusticia no están centradas en las personas.

Una vez más nos concentramos avergonzados por sumar una nueva muerte a esta lista macabra que recoge la incapacidad de frenar el horror. La indignación por esta nueva prueba del fracaso de occidente, del fracaso de las políticas que miran más los intereses económicos y la seguridad de esos intereses que la necesidad de millones de personas de vivir con dignidad, de que les sea reconocido su derecho al pan y a la paz, a poder vivir con los suyos, a moverse libremente cuando lo necesiten, a buscar trabajo, a ser gobernados desde el respeto y la libertad. Nos concentramos a denunciar una vez más el resultado mortal del mundo que no sólo hemos contribuido a construir, sino que nos esforzamos por mantener aún en contra de las personas y a pesar de la muerte de las personas.

Por eso, una vez más, hacemos pública nuestra denuncia y reivindicación:

Ante los reiterados naufragios que provocan tantas muertes para llegar a Europa, vecinas y vecinos de Almería le pedimos, como representante público, que transmita a las autoridades pertinentes nuestra más absoluta indignación por la continua repetición de estas situaciones.

Visto que el control de fronteras actual no evita estas situaciones y ante la inactividad y la falta de sensibilidad que públicamente manifiestan mayoritariamente las distintas administraciones, exigimos que se tomen medidas concretas y urgentes para evitar que se vuelvan a repetir estas situaciones y garantizar la seguridad de las personas que se ven obligadas a migrar.

Exigimos, por tanto, que los distintos gobiernos abran vías seguras de migración para las personas que se ven forzadas a dejar sus casas y familias por causa de las guerras, el hambre y las injusticias.

Igualmente, exigimos que se hagan todos los esfuerzos necesarios para desarrollar un procedimiento de identificación de las víctimas y de comunicación a sus familiares.

Nuestra sociedad y nuestras administraciones no pueden parecer ni aparecer como insensibles a esta dramática situación.

COMPARTE con tus amigos & COLABORA

About the author

Juanjo Castillo administrator

Deja un comentario